Pásate al MODO AHORRO

Hidrógeno limpio, el 'oro verde' en la estrategia energética vasca de descarbonización

El sector público vasco y la empresa privada mueven ficha para alinearse con los retos y oportunidades que representa

Instalaciones de Planta de Hidrógeno. EP
Instalaciones de Planta de Hidrógeno. EP

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) considera que la demanda mundial de energía se incrementará en un 25%-30% en las próximas dos décadas, con el consiguiente impacto climático. Y la única posibilidad que la transición energética contempla frente a ese panorama contaminante es una descarbonización a través de energías limpias, como el hidrógeno verde. De hecho, uno de los documentos de referencia de este ámbito denominado, ‘Estrategia Europea del Hidrógeno', publicado el pasado ocho de julio, recoge que "podría satisfacer el 24% de la demanda mundial de energía en 2050". Asimismo, la Comisión Europea ha manifestado que el hidrógeno es una de las piezas clave para respaldar el compromiso de la Unión Europea para alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050 y poder cumplir lo firmado en el ‘Acuerdo de París’ sobre el cambio climático. Además, hay que considerar el hecho de que las tecnologías relacionadas con ese elemento “pueden crear un millón de puestos de trabajo” en menos de diez años, como ha destacado Ekain Fernández, investigador del centro tecnológico Tecnalia, del BRTA. Ante este panorama, tanto el sector público vasco como la empresa privada ya han movido ficha para alinearse con los retos y oportunidades que representa.

La gran diferencia que existe entre el hidrógeno y los combustibles fósiles como la gasolina o el diésel es que cuando el hidrógeno se usa únicamente emite agua, no dióxido de carbono; además, sirve para su utilización como materia prima en diferentes procesos de la industria química y para descarbonizar sectores industriales emisores como acerías, refinerías o cementeras; e incluso, para transportar energía de forma masiva y almacenarla en periodos largos de tiempo. Pero, aunque conocido desde hace mucho tiempo, no ha sido hasta estos últimos años cuando se ha estudiado su potencial energético dentro de la nueva estrategia sostenible. Varios centros tecnológicos se encuentran realizando estudios sobre aspectos del hidrógeno, como Tecnalia con el desarrollo de sistemas de generación de hidrógeno de alta pureza basados en la tecnología de reactores de membrana. 

En esa carrera por el 'oro verde' el sector público no se ha quedado atrás y la propia consejera de Desarrollo Económico, Medio Ambiente y Sostenibilidad del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, ha puesto de relieve que Euskadi "no puede perder ese tren tecnológico" y ha mostrado su respaldo a la tecnología del hidrógeno, "una materia prima que puede cobrar una importancia trascendental en el cambio hacia energías limpias", aunque tiene el freno que provoca el alto coste de la energía eléctrica, por ahora necesaria en el proceso de electrolisis para obtener el hidrógeno.

El Gobierno vasco, con su decidida apuesta por la colaboración público-privada, ha decidido apoyarse en la capacidad tractora de compañías como Repsol-Petronor o Iberdrola en el tema del hidrógeno. Así, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, y el presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra, han firmado un acuerdo de colaboración para el impulso del 'Hub vasco del Hidrógeno' y la Economía Circular, dos vectores clave para acometer la descarbonización. Esta colaboración supone la creación de una unidad dedicada al hidrógeno en el Energy Intelligence Center (EIC), dentro del Parque Tecnológico de Abanto, donde se ubicará un centro de demostración y desarrollo de las posibilidades que ofrece el hidrógeno para diferentes sectores, que van desde el transporte de mercancía de largo recorrido y aviación hasta la generación de calor y cogeneración para cubrir las necesidades de edificios comerciales o residenciales. López Atxurra considera que el hidrógeno es un “factor estratégico esencial” porque “la economía del hidrógeno es la única manera sensata, sensible y sólida” de descarbonizar el tejido industrial, el transporte de mercancías y de generar competitividad industrial.
La colaboración público-privada debe ser clave para iniciar el proceso de reconstrucción económica tras la fuerte caída de actividad a por cauda de la pandemia de la Covid-19, y suponer un impulso hacia la transición energética. Por ello, la Diputación Foral de Bizkaia (DFB) y Petronor impulsarán el uso del hidrógeno como combustible de una movilidad sostenible, para lo que evaluarán su viabilidad en parte de la flota de vehículos pesados y autobuses. Además, colaborarán en la atracción de compañías, unidades de I+D de empresas y centros tecnológicos para generar un ecosistema en torno al EIC que propicie su desarrollo, además de la atracción y aceleración conjunta de startups tecnológicas. Petronor se suma a este proceso con la construcción en Punta Sollana (Puerto de Bilbao) de una planta de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde limpio, generado con energía renovable, con una inversión de 67 millones de euros en una primera fase.

Una de las últimas decisiones de Iberdrola ha sido la de acordar con Nel, fabricante de electrolizadores líder en el mundo, la suma de capacidades para convertir a España en referente tecnológico e industrial del hidrógeno verde. Y para materializar el proyecto, han constituido junto a Ingeteam la firma Iberlyzer, con la intención de convertirse en el primer fabricante español de electrolizadores. Además, Iberdrola está poniendo en marcha la que será la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial de Europa en Puertollano (Ciudad Real), integrada por una planta solar fotovoltaica de 100 MW, un sistema de baterías de ion-litio con una capacidad de almacenamiento de 20 MWh y uno de los mayores sistemas de producción de hidrógeno mediante electrolisis del mundo (20 MW). Todo a partir de fuentes 100 % renovables. Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, llama "a correr" para ser líder en hidrógeno verde, ya que la competencia está creciendo rápidamente. A su juicio, España cuenta con "el potencial" para ser líder en hidrógeno limpio, por lo que  "puede y debe convertirse" en un referente de producción de hidrógeno renovable, que también podrá exportarlo en forma de amoniaco, representando esta apuesta "una oportunidad única para la recuperación verde".

Infografía de la planta de combustibles sintéticos que  Petronor/Repsol instalará en el Puerto de Bilbao, cerca de la refinería de Muskiz, en Bizkaia.
Infografía de la planta de combustibles sintéticos que Petronor/Repsol instalará en el Puerto de Bilbao, cerca de la refinería de Muskiz, en Bizkaia.

Por su parte, Michelin, líder mundial en neumáticos y movilidad sostenible, con una fábrica en Vitoria-Gasteiz, y Faurecia, referente tecnológico en la industria automotriz, han formalizado la creación de Symbio, a Faurecia Michelin Hydrogen Company. La nueva empresa conjunta reunirá todas las actividades dedicadas a la tecnología de pila de combustible, con el objetivo de ser líder mundial en la movilidad basada en el hidrógeno. Esta asociación desarrollará, producirá y comercializará sistemas de pila de combustible de hidrógeno para turismos, vehículos comerciales y camiones, además de otras aplicaciones para electromovilidad. Junto a esto, fabricantes de autobuses como Solaris, filial de CAF, está llevando a cabo en las calles de París pruebas con uno de sus más innovadores vehículos, el autobús de hidrógeno Urbino 12, con el objetivo de que el operador galo RATP Group analice las capacidades de esta tecnología aplicada en el tráfico regular de pasajeros. En el mismo sentido, Grupo Irizar se suma a la carrera ya que apunta que el campo del hidrógeno va a ser sustancial y clave estratégicamente en sus nuevos desarrollos.

Destacados
Lo más leído