Pásate al MODO AHORRO

La huelga en Deia abre el debate sobre la precariedad de los medios en Euskadi

Los trabajadores de la imprenta de Boroa mantienen la huelga indefinida, que ha sido de una semana en la redacción y que ha llegado a impedir que el periódico saliese impreso

Movilización de los trabajadores de Deia contra el despido de 26 empleados en la imprenta de Boroa / ELA
Movilización de los trabajadores de Deia contra el despido de 26 empleados en la imprenta de Boroa / ELA

Desde el pasado lunes, la conflictividad laboral en Deia ha puesto más que difícil que el diario del Grupo Noticias salga adelante. El periódico vizcaíno ha pasado una semana más que complicada después de que los trabajadores del medio comenzasen el pasado lunes una huelga de una semana en la redacción e indefinida entre los 26 trabajadores de la imprenta que ese diario tiene en Boroa, que va a ser clausurada. La situación ha llegado hasta el punto de evitar que Deia llegase a los kioskos y ha abierto al debate público la precariedad en los medios de comunicación.

El comité de empresa del periódico, en manos de ELA, ha realizado movilizaciones durante toda la semana pasada después de 13 años "soportando recortes de salario y condiciones laborales". Así lo explica el propio sindicato en el comunicado con el que anunciaba la huelga. Ha sido una semana marcada por las movilizaciones del sindicato, que llegaron hasta el partido que el viernes disputó el Athletic Club contra el Getafe en San Mamés.

 

 

En números rojos

La cabecera de la Editorial Iparraguirre no pasa por sus mejores momentos pese a ser el tercer diario con más lectura en Euskadi . A las pérdidas de 129.000 euros que sufrió el editor del Grupo Noticias en 2019 se le sumaron unas pérdidas de 794.000 euros en 2020, último año del que hay cuentas publicadas en el Registro Mercantil. En esas cuentas, Iparraguirre reconocía que la pandemia había sido la puntilla para el medio, que estaba iniciando un "proyecto de transformación digital" dirigido a aumentar los ingresos de la compañía. En el primer año de pandemia, la difusión de los diarios del Grupo Noticias cayó en un 29,3% y la inversión publicitaria se vio reducida en un 24,7%. De hecho, antes de la huelga, los trabajadores de la Editorial Iparraguirre habían pasado ya por dos periodos de ERTE. En 2020 el editor de las cabeceras del Grupo Noticias ya empezó a ajustar sus gastos de personal y consumos de papel y redujo sus gastos en 503.000 euros sin evitar, aun así, una caída de ingresos de 1.763.000 euros.

El Gobierno vasco, pese a ello, acudió al rescate de las cabeceras del Grupo Noticias con un programa de subvenciones a medios de comunicación ante el impacto de la pandemia que en 2021 otorgó 558.000 euros a Deia, casi 172.000 euros a Noticias de Gipuzkoa, 113.000 euros a Noticias de Álava y más de 70.000 euros a Onda Vasca, propiedad también del Grupo Noticias. En total, la Editorial Iparraguirre recibió del Ejecutivo autonómico más de 900.000 euros en una convocatoria que también otorgó ayudas a otros medios impresos -como los del Grupo Vocento- y emisoras de radio.

Eso no ha evitado el despido de 26 trabajadores del principal diario del Grupo Noticias, que deberá buscar un nuevo sitio donde imprimir Deia después de cerrar la planta de imprensión del diario. En el conjunto de los medios de comunicación vascos, los recortes vienen de largo. Tras el fin de ETA, buena parte de las cabeceras nacionales cerraron sus ediciones vascas o redujeron sus plantillas a un par de redactores. Entre los medios públicos, EiTB se ha visto obligada recientemente a regularizar la situación de 56 trabajadores que venían trabajando varios años con contratos temporales.

Archivado en:

Destacados