Pásate al MODO AHORRO

Humanizza y Amatech crean una herramienta para humanizar las residencias a nivel nacional

Las compañías vascas han desarrollado una aplicación de recopilación de datos que mide el nivel de humanización en los centros y genera propuestas de mejora

HCertificate elabora estadísticas que acreditan la humanización / Amatech
HCertificate elabora estadísticas que acreditan la humanización / Amatech

Después de un año de pandemia y con las residencias de mayores como el foco más castigado por el covid-19, no son pocos los que describen al colectivo como "los grandes olvidados" hasta la fecha, con medidas de contención del virus que han hecho mella en la calidad de atención en los centros y el bienestar social de sus residentes. El impacto de la enfermedad en las residencias geriátricas ha evidenciado ciertas 'carencias' que Idoia García de Cortázar, al frente de la consultora Humanizza, había detectado hace años y elaborado un plan de actuación para combatirlas. Hace tres años que, a partir de una serie de parámetros, puso en marcha HCertificate, una herramienta que ya funciona en decenas de centros repartidos por España y que ha desarrollado junto Amatech, grupo empresarial tecnológico formado por la consultora Nahitek Digital y Eurohelp Consulting, en el marco del Programa de Atracción de Proyectos a Bizkaia para la atracción de talento, innovación y actividad económica al territorio impulsado por la Diputación Foral de Bizkaia y Beaz.

Mediante encuestas personalizadas realizadas a usuarios, profesionales y familiares de los residentes, la aplicación recoge los suficientes datos para analizar la situación de cada centro, lo que permite elaborar estadísticas e informes que miden y acreditan la humanización. Una base de datos dinámica que gestiona los datos y genera propuestas de mejora que García centra en la parte más social: "Hay personas que independientemente de las medidas restrictivas no pueden salir por su propia condición y un aspecto importante a trabajar son las residencias abiertas a la comunidad. Un ejemplo que se da en el extranjero es la implementación de un bar abierto al barrio para que otras personas se acerquen e interactúen con los internos.  Aunque reciban visitas, a menudo la residencia está fuera del barrio y desconecta a esas personas de su círculo más cercano".

En primera fase

HCertificate promueve un modelo más centralizado donde la persona usuaria se sitúa en el centro de  atención frente al modelo asistencial que gobierna este tipo de centros. En cuatro pasos, la herramienta con tecnología de software libre, ofrece una radiografía general del centro: recogida de  datos, interpretación de los mismos, elaboración de diagnóstico desglosado por parámetros y, por último, propuesta de mejoras con un fondo de visión objetiva. Tras seis meses de desarrollo, HCertificate se encuentra en una primera fase orientada a las funcionalidades básicas de cara a obtener unos datos objetivos y una metodología dividida en bloques de tiempo de cuatro semanas. Así, desde Amatech, han podido definir cada entrega e implementar variables en consonancia con las necesidades del mercado. 

"Hay cambios que no pueden llevarse a cabo de un día para otro, en este sentido se hace un seguimiento que acabará generando una puntuación frente al resto. Se recogen diferentes aspectos desde varias perspectivas que nos conducen hacia ámbitos de mejora que pueden ir desde el color de la pared hasta el proceso de registro de una persona", según explica Jose María Corchuelo, jefe de proyecto en Amatech,cuyas prioridades responden a los objetivos que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el horizonte de 2050, entre los que destaca la importancia de humanizar las residencias geriátricas y centros sociosanitarios. 

Primer observatorio nacional

A través de la recogida de datos, esta herramienta fortalece la relación de confianza entre personas usuarias, familiares y trabajadores, dando lugar a residencias más cercanas a un "hogar", si bien la intención es ir más allá y ampliarla al ámbito de la dependencia, involucrando a profesionales y usuarios sin limitarse a la tercera edad. Un objetivo que se suma a la puesta en marcha de un observatorio de tendencias de humanización a  nivel nacional; la detección de las necesidades a cubrir y el fomento de la participación y el trabajo en humanización entre profesionales, familiares y residentes generando confianza proporcionando bienestar y autonomía, según se vayan recopilando la estadísticas que dote de un contexto más amplio la situación en estos espacios.

Lo más leído
Destacados