Pásate al MODO AHORRO

I+Med lanza la carrera por hacer de Álava un referente en terapias avanzadas

La cooperativa de científicos fundada en 2014 ha anunciado este lunes una inversión de 20 millones de euros para crear un nuevo proyecto de nanomedicina

El director de I+Med, Manu Muñoz, durante la presentación del Instituo Biomédico de Nanohidrogeles Inteligentes / L. Rico (EFE)
El director de I+Med, Manu Muñoz, durante la presentación del Instituo Biomédico de Nanohidrogeles Inteligentes / L. Rico (EFE)

Las terapias avanzadas vascas, recogidas en los fondos europeos del plan Euskadi Next, siguen dando pasos hacia la realidad. El último, el de la compañía alavesa I+Med, que este lunes ha anunciado que invertirá 20 millones de euros en tres años para crear en el Parque Tecnológico de Miñano un Instituto Biomédico de Nanohidrogeles Inteligentes, el primero en el mundo de estas características, que supondrá la creación de 60 empleos de alta cualificación. La cooperativa de científicos fundada en 2014 da así otro paso más hacia la medicina inteligente con un nuevo proyecto de nanomedicina que personalizará los tratamientos mediante la liberación controlada de fármacos y sustancias activas.

El director y socio fundador de I+Med, Manu Muñoz, ha presentado este lunes el futuro instituto en un acto en el que han estado presentes la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia; el diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran. La construcción del futuro centro se iniciará este año, espera concluir a finales de 2024 y servirá, además, como sede de la empresa, que cree que este proyecto será un "espaldarazo internacional" a nivel científico y un "importante y positivo crecimiento" en el ámbito económico, que la compañía cifra en multiplicar por 2,5 su volumen de negocio en los próximos tres años.

La empresa, además, prevé aumentar su plantilla de 71 empleados a 125 cuando arranque el instituto se ponga en marcha, con un 80% de la plantilla dedicada a la investigación. El nuevo centro, que albergará una zona de I+D y una planta farmaceútica encargada de desarrollar y lanzar al mercado nuevos medicamentos, costará en sí 8 millones de euros. Los 12 restantes se emplearán en adquirir máquinas y tecnología puntera, así como en la retención del talento investigador. Aunque inicialmente el edificio contará con una superficie de 3.600 metros, la empresa ha reservado la parcela anexa de 10.000 metros cuadrados para una posible ampliación y expansión del Instituto.

Los nanohidrogeles inteligentes en los que trabaja I+Med son sistemas alternativos para la dosificación de fármacos que "permiten abordar al órgano diana de una forma más efectiva y directa", lo que "reduce el gasto farmacéutico" y supone "un tratamiento más efectivo con una menor exposición a fármacos, lo que evita sus efectos secundarios y repercute en una mayor calidad de vida", ha destacado Muñoz. I+Med cuenta actualmente en el mercado con nueve referencias y tiene seis patentes tecnológicas. En este momento trabaja en 18 proyectos que verán la luz próximamente, según ha precisado la cooperativa científica alavesa en una nota. 

Destacados