Pásate al MODO AHORRO

Iberdrola asegura la renovación de su convenio sin recortes en plantilla

La eléctrica vasca, con 2.000 trabajadores en Euskadi, logra acuerdos con la mayoría sindical y centra la negociación en los complementos

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

Iberdrola ha asegurado la renovación de su convenio gracias al acuerdo alcanzado con la mayoría sindical en reuniones bilaterales con las que ha ido avanzando desde que se iniciaran las negociaciones a principios de octubre. Un acuerdo que descarta ajustes en plantilla, a pesar de que la eléctrica vasca anunció el pasado 9 de octubre que tenía un excendente en el personal del 15% sobre sus 9.300 empleados en España. Es decir, que había que ir arbitrando medidas de salida, como jubilaciones anticipadas o bajas incentivadas para 1.400 empleados. Definitivamente esta propuesta ha quedado desechada y el avance en la negociaciones cristalizó el jueves por la noche en la firma de un preacuerdo con la mayoría de la representación de los trabajadores, a través de los sindicatos SIE, Atype, CCOO y USO. Fuera han quedado, UGT y ELA. Precisamente, la central nacionalista ha emitido hoy un comunicado denunciando "elementos regresivos" del acuerdo. 

La actual plantilla se mantiene y sin recortes en el sueldo. Los ajustes que Iberdrola plantea se han centrado en los complementos y antiguedades. Así, la consolidación de los años trabajados, dejará de computarse por trienios y se hará a partir de ahora por bloques de cinco años. En cuanto a las dietas, se ajusta la comida de 14 a 11 euros y el traslado para computarse requerirá un desplazamiento mínimo de 10 kilómetros. Otros ajustes se han introducido en las ventajas que tienen los extrabajadores de la empresa en su factura de la luz, o la cobertura de los seguros médicos privados. Eso sí, el ajuste en la base salarial para los trabajadores que se incorporen por primera vez a la empresa está planteado en el 10%. Lo que también queda descartado son las subidas salariales de entre el 1,5% y el 3,7%, así como la reducción de jornada de un 7% que planteaban las centrales en su plataforma de reivindicaciones iniciales. 

Iberdrola emplea actualmente a 2.000 personas en el País Vasco y, aunque perdió 203 millones de euros de su beneficio neto por la caída de la demanda generada por el coronavirus, es una de las pocas cotizadas que ha logrado en lo que llevamos de año obtener más beneficios que en el 2019. Así, la eléctrica vasca obtuvo más de 2.600 millones de euros de beneficio entre enero y septiembre de este año. Además, en su Plan Estratégico, Ignacio Galán anunció la inversión bruta de hasta 75.000 millones de euros en diferentes acciones que entre otras cosa, convertirán a la firma en la tercera empresa de renovables de Estados Unidos. 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído