Pásate al MODO AHORRO

Idom testará dispositivos para una plataforma flotante de hidrógeno en el BIMEP de Armintza

El Gobierno vasco incorpora 124 millones de euros de inversión público-privada para los Fondos Europeos para impulsar los proyectos de energía de las olas y permitir la investigación en plataformas marinas

Plataforma de Hidrógeno en el mar, diseñada por Tractebel. / Tractebel
Plataforma de Hidrógeno en el mar, diseñada por Tractebel. / Tractebel

El posicionamiento de la ingeniería de Idom en la búsqueda de energía en el mar crece con el desarrollo de proyectos que seguirán empleando la costa vasca como banco de pruebas. Así, al proyecto que trabaja con la energía generada por las olas, se suman nuevas líneas de investigación que permitirán alojar en la parcela marina de Armintza del BIMEP nuevas estructuras flotantes que forman parte de un proyecto para construir la primera plataforma marina de hidrógeno en el Mar del Norte. El Gobierno vasco ha reforzado el papel de estos proyectos en la revisión del listado de los que pretende financiar con los Fondos Europeos con una inversión público-privada total prevista en 124 millones de euros, 60 millones para las plataformas flotantes de BIMEP y 64 millones para seguir impulsando el proyecto de Idom para obtener energía de las olas.  

El espacio habilitado en la costa vasca por el Ente Vasco de la Energía (EVE), BIMEP crece en importancia y planea acoger nuevas plataformas flotantes en las que se probarán dispositivos que formarán parte de una gran estructura para la obtención de hidrógeno en el mar. Es un macro proyecto europeo liderado por Alemania y en el que participa el gigante energético TÜV y el alemán Tractebel, pero que cuenta también con la ingeniería vasca Idom. El Gobierno vasco, lo ha incluido en los proyectos que defender en Europa con una inversión prevista de 60 millones de euros en las instalaciones marinas de BIMEP.  

Alemania es el país de la UE que mayor inversión está desarrollando para el hidrógeno con el objetivo de convertirse en líder de esta tecnología. Uno de sus proyectos estrella es el de la primera plataforma marina de hidrógeno que se instalará en el Mar del Norte. Un proyecto en el que participan numerosas empresas, entre ellas Idom, y para cuyo desarrollo podría participar la costa vasca.  

Las ventajas de obtener hidrógeno en el mar

Las plataformas marinas de hidrógeno resuelven varios problemas. Por un lado, ubicándose junto a un parque eólico marino, mejoran la eficiencia del suministro de la energía eólica al electrolizador (sistema para obtención de hidrógeno del agua). Según la ingeniería alemana Tractebel el coste de la conexión de los molinos a la red supone el 26%, cantidad que se reduciría en esta solución. Además, se ubicarían en el mar donde el viento es más constante y fuerte mejorando su eficiencia. El hidrógeno obtenido en la plataforma se trasladaría mediante tubos a la costa. Un punto que para los germanos es fundamental porque les permite reutilzar plataformas gasistas marinas y la red de tubos que las conectan a la costa. 

La aportación de Idom vendría a través del conocimiento desarrollado por la ingeniería en sistemas de flotación a través de su proyecto de energía obtenida de las olas. BIMEP prevé acoger varios dispositivos flotantes en los que se trabajaría estos sistemas que luego podría incorporar la plataforma alemana. Este proyecto es el que el Gobierno vasco ha recogido en su nuevo listado de inciativas para financiar con los fondos del Mecanismo de Resistencia y Resiliencia (MRR) de la UE con inversión total (entre administraciones y empresas) prevista de 60 millones.  

La energía de las olas

Además, también aparece en esa revisión de proyectos el de la energía de las olas. Idom ha puesto en marcha con 3,5 millones de euros, 2,5 del Gobierno vasco y otro de financiación europea, un prototipo, Marmok-A-5 que ha conseguido conectarse a la red eléctrica para trasladar energía del movimiento del mar. El proyecto está todavía en fase desarrollo pero ha sido también incorporado por el Ejecutivo en la nueva lista de proyectos europeos. En total prevé una inversión público-privada de 64 millones de euros. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados