Pásate al MODO AHORRO

El impulso del gas y la energía nuclear engordan los pedidos de las tuberas vascas

Tubacex recibe varios pedidos del mayor gestor francés de energía nuclear y Tubos Reunidos centra parte de su recuperación en el gas tras su inclusión como energía verde en la 'taxonomía' de la Comisión Europea

Grupo Tubos Reunidos. / Tubos Reunidos
Grupo Tubos Reunidos. / Tubos Reunidos

El pasado 2 de febrero Bruselas afirmó la validez del gas y de la energía nuclear como elementos de transición útiles en la apuesta climática por anular las emisiones de carbono en 2050. El reconocimiento de la Comisión Europea al considerar estas dos fuentes de energía como verdes y necesarias para la descarbonización incluyéndolas en la nueva 'taxonomía' ha supuesto, por un lado, el reconocimiento de que la inversión prevista en renovables no será suficiente para alcanzar los objetivos y que es necesario seguir apoyándose estos recursos, pero también ha tenido un impacto directo en la cartera de pedidos de las dos grandes empresas tuberas con presencia en Euskadi. Tanto Tubacex, como Tubos Reunidos han visto como la apuesta por el gas y la energía nuclear ha engordado sus carteras de pedidos en un momento en el que miran con optimismo a un futuro, condicionado, eso sí, al conflicto de Ucrania

Tubacex

Tubacex reconoce en el análisis de sus resultados de 2021 que "se está beneficiando del resurgir del mercado nuclear". Es más, en la cartera de pedidos de la compañía dirigida por Jesús Esmorís han entrado importantes pedidos del operador nuclear francés, EDF. También, en esta línea de negocio aparecen riesgos derivados de la guerra de Ucrania, y es que otro de los clientes que esta que estaba generando pedidos es Rosatom, la agencia nuclear rusa. En cualquier caso, Tubacex señala este sector como una línea de crecimiento gracias a la decisión adptada en Europa y en la que cuenta con certificaciones para suministrar material para todos los diseños existentes de reactores nucleares. 

En cuanto al gas, es otra de las líneas que está incrementando el ritmo de pedidos desde el verano pasado. Así, en el último trimestre del pasado año las ventas de Tubacex se incrementaron un 31% sobre el año 2020. El crecimiento de los encargos de tubos OCTG (destinados a la perforación) y los umbilicales (con un uso intensivo en la extracción de gas marina) ha permitido elevar la cartera de pedidos de la empresa hasta los 500 millones de euros en mercados como Oriente Medio, Asia, Noruega o Brasil que previsiblemente se verán menos afectados por la situación de Rusia.

Tubacex, tras casi 9 meses de huelga, cerró el año con un último trimestre que recuperó beneficios aunque el global de 2021 arrojó unas pérdidas de 32,2 millones de euros.

Tubos Reunidos

Por su parte, Tubos Reunidos, tras unas caídas importantes desde 2019 en su cartera de pedidos por la pandemia y el parón de la actividad gasista, encara este año con un crecimiento en sus encargos esperanzador. Así, ha ido ascendiendo hasta cerrar diciembre del 2021 con 93,9 mil toneladas y 177,3 millones de euros, lo que supone 2,5 veces la que tenía el Grupo un año antes. Precisamente, esta escasa demanda de hace un año ha limitado las ventas, que cerró el ejercicio con 139.307 toneladas de tubería vendidas y 222 millones de euros, importes un 2% menor que en 2020, comportándose comparativamente mejor el segundo semestre, una demanda que esperan que  se mantenga "fuerte" ya a lo  largo de este año.

De todos modos, el esfuerzo de la compañía está centrado en el desarrollo del plan estratégico que orientará a la empresa hacia la producción de mayor valor añadido y vinculada a la transición energética, permite al grupo asegurar que se confirma la tendencia de mejora de la actividad. Tras grandes perdidas, Tubos Reunidos ha obtenido de la SEPI 112 millones con los que refinanciar la nueva estrategia. 

Archivado en:

Destacados