Pásate al MODO AHORRO

Incidentes entre la Ertzaintza y trabajadores de Tubacex a las puertas del Parlamento

Unos 300 empleados han protestado contra el ERE que se hizo efectivo el jueves y la manifestación ha terminado con dos cargas policiales

Imagen de la concentración frente al Parlamento vasco / @esksindikatua
Imagen de la concentración frente al Parlamento vasco / @esksindikatua

Vuelven a repetirse los incidentes durante las protestas de los trabajadores de Tubacex. Unos 300 empleados de la empresa se han manifestado a las puertas de Parlamento vasco ante el ERE que se hizo efectivo el jueves. Agentes de la Ertzaintza se han acercado hasta la concentración que ha terminado con dos cargas policiales contra los trabajadores.

Pasadas las nueve de la mañana comenzaban a vivirse momentos de tensión entre los que allí se manifestaban y la Ertzainza. Un pequeño grupo de trabajadores lograba acceder al edificio de manera pacífica tras hablar con los agentes pero poco después la tensión ha crecido. Es en ese momento cuando se han producido los enfrentamientos entre los trabajadores y agentes cuando estos trataban de despejar la carretera para evitar colapsar el tráfico y permitir la circulación del tranvía. La Brigada Móvil, con unos 50 agentes, que estaba allí en ese momento ha efectuado dos cargas policiales para disolver a los manifestantes y el tráfico ha estado paralizado durante más de una hora.

No es la primera vez que se viven estos momentos de tensión entre los empleados de Tubacex y la Ertzaintza. Ya el pasado 25 de marzo, varios trabajadores fueron identificados por colocar una barricada de fuego junto a la planta de Amurrio, en Álava. Días después, el 30 de marzo, la circulación del tranvía de Vitoria también tuvo que paralizarse por incidentes en el mismo lugar, frente al Parlamento, aunque en esa ocasión no hubo incidentes.

 

Despido de 129 personas

El ERE, que se hizo efectivo el jueves, se traduce en la salida de 129 personas de las cerca de 800 que componen las plantillas de las dos factorías que Tubacex tiene en Llodio y Amurrio. Unos 95 serán despidos directos, mientras que 12 trabajadores se han acogido al plan de prejubilaciones y otros 22, a bajas voluntarias incentivadas. Además de este ERE, la empresa también tiene previsto aplicar un ERTE a 521 trabajadores que verán comprometida aproximadamente el 60% de su jornada laboral, desde el próximo viernes y hasta el 10 de septiembre.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados