Pásate al MODO AHORRO

La industria compromete la recuperación al prever que pagará este año un 92% más por la luz

Todas las previsiones apuntan al coste energético como uno de los mayores problemas para que se consolide el crecimiento

Trabajador de la industria con mascarilla. / EP
Trabajador de la industria con mascarilla. / EP

La industria prevé que el coste de la luz seguirá creciendo este  2022 llevando a las empresas a una situación límite y frenando la recuperación, lo que puede poner finalmente en cuestión todas las previsiones de crecimiento.

La Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE) estima en su barómetro energético de enero que este año el  precio medio del mercado diario español será de 214,09 euros/megavatio hora (MWh), lo que supone un 92,3% más que en 2021, un año en el que los costes energéticos de las empresas se han disparado provocando incluso que algunas de las grandes consumidoras hayan parado la producción. Este es el caso de Sidenor, y de ArcelorMittal Sestao, que está en estos momentos parada y negociando un nuevo ERTE para aplicar a la plantilla. 

Por eso, si se cumplen los peores presagios de la industria electrointensiva y se confirman incrementos de más del 90%, la evolución económica puede verse fuertemente dañada.

Hay que tener en cuenta que todos los informes o encuestas de coyuntura que se han publicado en los últimos tiempos apuntan a un freno de la recuperación que ya no se espera hasta 2023, y todos ellos  sitúan el elevado coste de la electricidad como uno de los puntos que tendrán un mayor impacto negativo.  De continuar la tendencia alcista de los precios energéticos podría producirse un nuevo retraso en las recuperación de la economía a los niveles prepandemia.

Ayer fue el Colegio Vasco de Economistas el que trasladó una percepción más pesimista de la economía que hace seis meses y en esa percepción tiene mucho que ver el coste de la energia. Hace unos días fue la patronal vizcaína Cebek la que alertó en la misma dirección, la Cámara de Gipuzkoa, la patronal alavesa, o la del Metal de Bizkaia, entre otras.

 El coste de la energía es fundamental en la cuenta de resultados de las industrias -en las electrointensivas llega a suponer hasta el 60% de los costes totales- y en una comunidad tan industrial como la vasca de la evolución de este sector depende en gran parte la evolución que tenga el conjunto de la economía. 

Según el barómetro de la energía que publica AEGE  el precio medio del mercado diario español será este año de 214,09 euros/megavatio hora (MWh), un 92,3 % más que en 2021. Este precio, que considera la evolución del mercado diario en 2022 y las cotizaciones de los precios futuros de la electricidad hasta fin de año,  es un 3,3 % más caro que el del mercado alemán y un 10,1% más que el mercado francés.

Desde la Asociación de Empresas electrointensivas recuerdan que se mantiene fuertes diferencias con los precios que pagan sus competidores en Europa ya que "la gran industria de Francia y Alemania compra su electricidad con contratos más competitivos que el precio de sus mercados eléctricos y que en Francia la industria tiene la tarifa ARENH (Acceso Regulado a la Energía Nuclear Histórica), a 42 euros/MWh".

 

Archivado en:

Destacados