Pásate al MODO AHORRO

La industria eólica, pendiente de la demanda de Siemens Gamesa contra el arancel de Estados Unidos

El castigo americano por el presunto 'dumping' de los fabricantes de torres para los molinos marinos está frenando los pedidos en las compañías vascas

Aerogenerador siemens gamesa / EP
Aerogenerador siemens gamesa / EP

El sector eólico en Euskadi pasa por un momento agridulce y es que ha de compaginar un escenario de crecimiento por el impulso de la transformación energética que le llena la cartera pedidos con el descontrolado incremento de los costes y con una jaqueca proveniente de Estados Unidos que poco a poco se está convirtiendo en una seria migraña arancelaria. El arancel para España del 73% sobre el coste de las torres de los molinos marinos se ha dejado notar ya sobre una veintena de empresas en Euskadi. Y es que muchos constructores de aerogeneradores han dejado en suspenso algunos pedidos para buscar fabricantes de torres fuera de España sobre los que no se aplique este arancel. Así lo han confirmado a 'Crónica Vasca' fuentes conocedoras de un sector que sigue con atención la resolución que pueda darse sobre la demanda de Siemens Gamesa presentada la semana pasada contra la medida de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos. 

La advertencia saltó el pasado mes de abril, cuando la administración norteamericana anunció un expediente que podía conllevar una revisión de todas las operaciones de varias empresas instaladoras de parques eólicos marinos (Off shore) con la liquidación de un arancel del 73% sobre el coste de las torres que soportan los aerogeneradores. La Comisión de Comercio Internacional, un organismo federal dependiente del Gobierno, alertó sobre un supuesto 'dumping' por el que constructores como Siemens Gamesa, Vestas o Acciona habían comprado esas torres a un precio mucho más bajo que el que había en Estados Unidos.  La advertencia de abril se confirmó en julio por lo que Siemens Gamesa decidió presentar una demanda contra la administración federal de Estados Unidos y que portavoces de la compañía han confirmado a ´Crónica Vasca. La compañía con sede en Euskadi denuncia lo desproporcionado de la sanción y cuestiona el procedimiento y el mecanismo para fijar la cuantía.

En Norteamérica, Siemens Gamesa mantiene proyectos eólicos con una capacidad de más de 14 GW y es uno de los principales actores, con una cuota de mercado superior al 50%. Un hecho que ha levantado cierta rivalidad con el fabricante norteamericano GE (General Electric) con el que está manteniendo pleitos por la titularidad de varias patentes. Para diversos especialistas en el sector, se trata de una manera de entorpecer el crecimiento de la compañía de origen vasco.

El papel de Haizea Wind

El arancel solo afecta a los constructores cuando han comprado las torres a fabricantes por debajo de un precio de mercado en Estados Unidos. Es ahí cuando la repercusión cae sobre los proveedores vascos de estos gigantes. En total hay una veintena de empresas en Euskadi que fabrican componentes para estas compañías. La más destacada es el Grupo Haizea Wind, un proveedor de primer nivel para los grandes fabricantes como Vestas, Siemenes Gamesa y General Electric, y un referente en Europa de las torres 'offshore.' Si cabe la posibilidad de que Estados Unidos revise todas las torres eólicas que estas firmas vendan estableciendo un arancel de hasta el 73% en un proceso conocido como "liquidación", sería un elemento desincentivador para los constructores. En Euskadi, el cluster de la energía eólica offshore acoge a constructores de piezas para las torres, además de Haizea Wind, como: Navacel, Sidenor, Beugin Garay, Guivisa, Gainza Forge, Gometegui, Euskal Forging o Erreka. 

Estados Unidos contratará 12.000 millones al año en parques eólicos marinos

Estados Unidos es actualmente el segundo país del mundo con potencia instalada de energía eólica con el 17% de los 621 GW de todo el planeta, solamente superado por China que cuenta con el 37% . Eso, junto a la apuesta del presidente Joe Biden por aumentar el desarrollo de la energía eólica, hace que el gigante norteamericano sea uno de los mercados más importantes para el crecimiento del sector eólico especialmente en el mar, donde se espera un crecimiento exponencial. El objetivo del gobierno federal estadounidense, según afirmó la pasada semana, es el de construir 30.000 MW de energía eólica marina hasta 2030, lo que supone una inversión de 12.000 millones de euros al año. 

El alivio de otros mercados, como Reino Unido

Fuentes del sector aseguran también que el impulso que se espera de la energía eólica marina es muy importante y no solo en Estados Unidos. Lo que representa un alivio porque no se trataría del único mercado al que recurrir. Así, Reino Unido, Alemania y el Mar del Norte son otro foco de demanda fundamental con el que se está trabajando y sobre el que no pesa esta situación. 

Lo más leído
Destacados