Pásate al MODO AHORRO

Industria exige a Rolls Royce que ralentice los plazos para garantizar el proyecto industrial de ITP

Los gobiernos central y vasco se reúnen con la compañía británica que insiste en que una oferta económica fuerte es la mejor garantía para el fortalecimiento empresarial de la aeronáutica vasca

Secretario de Estado de Industria, Raúl Blanco. / EP
Secretario de Estado de Industria, Raúl Blanco. / EP

El Ministerio de Industria ha mantenido una reunión con Rolls Royce en la que también ha participado el Gobierno vasco con el objetivo de trasladar a la compañía británica que es necesario subordinar los plazos y el proceso de venta de ITP Aero al objetivo de garantizar un proyecto industrial fuerte para la compañía vasca. El mensaje llega después de que la propietaria de ITP escogiera, de entre las ofertas recibidas, las dos más fuertes económicamente, la de Bain Capital y la de Cinven, ambos fondos de inversión internacionales. El Gobierno de España, que prácticamente podría vetar de hecho la operación, ha trasladado a Rolls Royce que los plazos de tiempo deben frenarse y que, comprendiendo las urgencias financieras que aquejan a la compañía, no quiere gestionar una decisión de venta tomada por la empresa a hechos consumados, sino trabajar sobre el abanico de ofertas para priorizar un proyecto industrial que incorpore un núcleo de decisión nacional y que contemple mantener la sede y estructura en Euskadi. Unos requisitos que obligarían a ralentizar el calendario. 

Contactos de Rolls con los gobiernos central y vasco

El encuentro ha tenido lugar en el marco de las relaciones fluidas que Rolls Royce mantiene con ambas administraciones, y es que la compañía británica insiste en su compromiso de fortalecer el proyecto industrial de ITP Aero, a quién sigue viendo como un socio estratégico de futuro con el que desarrollar importantes proyectos como el motor UtralFan, o el trabajo para desarrollar el nuevo avión militar europeo, en el programa FCAS. La compañía británica está abierta a construir un holding sobre las ofertas presentadas por ITP para garantizar esos objetivos, aunque no deja de pesar sobre su planificación financiera el objetivo de obtener 2.000 millones de euros para febrero de 2022, gracias a las ventas de sus activos, entre los que se cuentan unos 1.500 millones por ITP Aero. 

Towerbrook y Aernnova, no descartados del todo

La reunión ha sido el primer encuentro una vez que se ha conocido que la propuesta del consorcio Towerbrook y Aernnova había sido superada por Bain Capital y Cinven, que presentaron ofertas por encima de los 1.500 millones de euros. La opción de Aernnova, impulsada por su accionista de referencia, era la que reunía todas las condiciones políticas: empresa nacional, sede en Euskadi y, aunque las sinergias empresariales son escasas, no deja de alumbrar cierta complementariedad y dar lugar a un gran actor aeronáutico en el norte de España que fusionaría dos compañías vascas. A pesar de todo, es una opción que fuentes conocedoras del proceso aseguran que no está descartada del todo, ya que queda ahora todo un proceso en el que construir ese proyecto empresarial. 

Se trata de un camino en el que las combinaciones se abren en muchas direcciones y en el que empresas como Aciturri, propietaria también de Alestis, ganan también peso. Es una de las pocas compañías que cumple los requisitos: del sector, nacional y con una planta en el País Vasco. Otra opción es la división aeroespacial de Sener, precisamente la compañía de la que nació ITP.

La consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, ha señalado en algunas ocasiones que se está trabajando en la generación de un grupo de empresas, algunas de ellas vascas, sobre el que se pueda organizar un proyecto industrial que garantice la vocación inversora de ITP, el empleo y el arraigo en Euskadi de la compañía. 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados