Pásate al MODO AHORRO

Industria respalda los proyectos de innovación de tres farmacéuticas vascas

Faes Farma, Vivebiotech y P4Q arrancan 2 millones de euros del PERTE de salud de vanguardia, una sexta parte de los fondos europeos repartidos hasta ahora

Obras en la nueva planta de la farmacéutica Faes Farma en Derio / CV
Obras en la nueva planta de la farmacéutica Faes Farma en Derio / CV

El PERTE de salud de vanguardia ha hecho ya una primera asignación con ayudas por valor de 11 millones de euros, de los que una parte importante, casi dos millones, irán a parar a Euskadi. Este programa, enfocado en proyectos de alto valor científico en el ámbito de la salud, ha acogido tres proyectos de empresas vascas, los tres que optaban a financiación europea, en concreto de Faes Farma, de Vivebiotech y de P4Q Electronics.

Se trata de cifras modestas en comparación con los objetivos que otorga el Gobierno central a este PERTE, que según Industria llegará a movilizar hasta 1.500 millones de euros en inversión pública y privada hasta 2023. Es un volumen de recursos nada desdeñable si se compara por ejemplo con uno de los PERTE más esperados por la industria vasca como es el del coche eléctrico, por el que se han asignado ya 700 millones y que espera movilizar cerca de 3.000.

Esta primera ronda de ayudas para salud de vanguardia está enfocado específicamente a empresas farmacéuticas, y en concreto al "desarrollo de procedimientos innovadores para mejorar la prevención, diagnóstico, tratamiento o rehabilitación de los pacientes de forma personalizada", señala Industria.

Tecnología de P4Q, con sede en Alonsotegi / CV
Tecnología de P4Q, con sede en Alonsotegi / CV

Biomarcadores con inteligencia artificial

Entre la veintena de proyectos subvencionados por el Gobierno central destaca como el mejor valorado el de la firma con sede en Alonsotegi P4Q, especializada en diseño y fabricación de sistemas electrónicos para diversos sectores como automoción, ferroviario o energía renovable. En este caso el PERTE permitirá, con casi un millón de euros, el desarrollo de un dispositivo de diagnóstico digital de bajo coste mediante lectura de muestras en biomarcadores y usando algoritmos de inteligencia artificial, tal y como se recoge en la relación provisional de proyectos aprobados por el ministerio de Industria.

Además, en el caso de la guipuzcoana Vivebiotech se subvenciona con 400.000 euros un proyecto para el diseño y desarrollo del proceso productivo de vectores lentivirales. La firma tecnológica acaba de ampliar sus instalaciones en su sede en Donostia para multiplicar por 30 su producción de vectores virales, que son virus modificados genéticamente que sirven para reemplazar genes dañados o ausentes que pueden causar daño en células por enfermedades. Se trata de una empresa pionera y la primera en España en enfocarse en este nicho de actividad.

Por último el PERTE toca también a Faes Farma, con sede actualmente en Leioa pero que prepara el desembarco a sus nuevas instalaciones del parque tecnológico en el municipio de Derio. En concreto se destina una ayuda para un proyecto de desarrollo de nuevos medicamentos inhibidores de JAK (inhibidores de encimas) para el tratamiento farmacológico avanzado de enfermedades inflamatorias inmunomediadas

Archivado en:

Destacados