Pásate al MODO AHORRO

El juez ratifica la legalidad del blindaje del IMQ frente a una OPA a dos días de la junta

El juez acusa a la actual dirección de no defender a todos los accionistas y perjudicar a Montepío con su allanamiento

IMQ en Zorrozaurre / EP
IMQ en Zorrozaurre / EP

A sólo dos días de la Junta de Accionistas del IMQ, los partidarios de que el control de la institución permanezca en manos de los médicos ha tenido un importante espaldarazo desde los tribunales. El Juzgado mercantil número 1 de Bilbao cree que el blindaje que aprobó el anterior consejo de administración de la aseguradora IMQ, para proteger la sociedad frente a posibles OPAs y la entrada de socios externos se ajusta a la legalidad y es una "opción empresarial amparada por la autonomía de la voluntad" que sólo puede revocarse "por  la misma vía, por la vía del consentimiento expresado por la mayoría de los socios".

La sentencia del firmada por el juez Marcos Bermúdez tumba el recurso de uno de los médicos favorables a la venta de las acciones a precio de mercado y considera el juez que el demandante "no está legitimado para impugnar el acuerdo social adoptado". Pero además, cuestiona al actual consejo de administración de IMQ por su  decisión de "allanarse" ante la impugnación, ya que el blindaje ante posibles OPAs la tomó la anterior dirección. Con el cambio en consejo  decidió "allanarse", una cuestión  que el juez considera que "perjudica a Montepío, una de las socias que votó a su favor y ahora defiende su validez". El blindaje otorgaba el derecho de veto de cara a una posible OPA a Montepio, la sociedad que gestiona las EPSV de los accionistas

La sentencia considera que este allanamiento "no obedece a razones jurídicas, sino a un cambio de criterio en seno del consejo de administración de la demandada", ya que "primero se opuso a la nulidad del blindaje estatutario de las acciones y a todos y cada uno de los motivos de impugnación esgrimidos, con sólidos argumentos jurídicos, para luego allanarse a eliminarlo de los estatutos como solicita el demandante justo antes del juicio. Este cambio de postura provocaba un grave perjuicio a la socia que votó a favor del acuerdo que ahora se discute, Montepío y que se opuso frontalmente a él".

La decisión judiical a las puertas de la Junta de Accionistas que se celebrará el miércoles supone un respaldo a las tesis de Ademi, agrupación que defiende que el IMQ debe permanecer en manos de los médicos, y que precisamente ha introducido un punto en el orden del día de la junta para pedir el cambio en la actual dirección.Su postura sale reforzada de cara a una cita de la Junta de Accionistas en la que las distintas partes se medirán las fuerzas de cara a la propuesta de la dirección de dar entrada a Adeslas con un 50% de las acciones y un derecho de compra por 255.000 euros por cada paquete de acciones a los médicos que deseen salir de la entidad. 

PAI, la plataforma que agrupa a los médicos partidarios de vender sus acciones a "precio de mercado" y que han forzado la oferta de Adeslas, condiciona el voto a "conocer los detalles del acuerdo", aún reconociendo que es un punto positivo la situación lograda. Por su parte, Ademi, que aglutina a los médicos que rechazan la oferta de Adeslas, reclama las posibilidades que tiene la entidad de hacer frente con recursos propios a la salida de los médicos que quieren vender manteniendo así el control del Igualatorio. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados