Pásate al MODO AHORRO

Kaytek instala el primer 'cerebro' para digitalizar todo el proceso industrial con blockchain

La pyme vizcaina ofrece un sistema de control y automatización de la fabricación para ahorrar costes y cuenta con clientes como Idec, Saunier Duval o Fumbarri

Kaytek cuenta con un sistema con tecnología blockchain para automatizar procesos en la industria / CV
Kaytek cuenta con un sistema con tecnología blockchain para automatizar procesos en la industria / CV

Con Manu Fandiño al frente, pionero en la introducción del big data en la industria y con experiencia liderando proyectos empresariales en el campo de la digitalización, la pyme Kaytek nace a finales de 2018 con una plataforma propia bajo el brazo enfocada al sector industrial. Combinando varias tecnologías, entre ellas el blockchain, este 'cerebro' digital tiene bajo control todo el proceso de fabricación desde que entra la materia prima hasta que se acaba el producto final. Empresas de aeronáutica, automoción incluso fundiciones están apostando por un sistema que permite, sin una sola hoja de papel, detectar errores, acelerar procesos y, en definitiva, ahorrar tiempo de trabajo y ganar competitividad.

El término digitalización está de moda por el impulso que se busca dar a este proceso desde las administraciones públicas, pero el espectro es tan amplio que lo abarca casi todo. Digitalizar es poner una cámara para poder hacer videoconferencias o actualizar la ofimática, pero la tecnología que demanda hoy en día la industria va mucho más allá. En un momento de gran presión de costes energéticos, en transporte o laborales para retener personal cualificado, las empresas empiezan a ver en la automatización una ventana para el ahorro.

Kaytek, que cuenta con clientes como Idec, Belgicast o Saunier Duval, ofrece un servicio que incluye de forma nativa tecnologías como big data, IoT, Inteligencia Artificial o blockchain, lo que le permite hacer una trazabilidad (seguimiento del proceso completo de fabricación) y tener toda la información de lo que ocurre en la fábrica. En concreto, el blockchain permite tener una identidad digital de cada actor (operario, máquina o materia prima) y definir y certificar digitalmente cada proceso según la normativa. Esta tecnología ya se está empezando a utilizar en algunas empresas para proyectos concretos, pero en este caso forma parte de la solución integral para todo el proceso de fabricación. "Hasta ahora había herramientas que automatizan acciones por separado, otras de gestión de procesos... pero todo son islas. Nosotros damos una única solución que gestiona todo", dice Fandiño.

Manu Fandiño, CEO de Kaytek / CV
Manu Fandiño, CEO de Kaytek / CV

Hora y media por turno

En definitiva, Kaytek instala un 'cerebro' que tiene bajo control todo lo que pasa en la fábrica. Y su CEO señala que eso se traduce en que se piensa mucho más rápido, lo que permite ahorrar mucho tiempo. Modificaciones en un proceso productivo que antes duraban dos semanas pueden hacerse en minutos, señala el emprendedor vasco, lo que evita paradas innecesarias de la maquinaria. Algunos clientes, indica Fandiño, llegan a ahorrarse una vez el programa está en marcha hasta hora y media de trabajo por turno diario, ya que hay tareas que desaparecen. Otra ventaja es que se detectan errores mucho antes, tanto a nivel de materia prima como de maquinaria o a nivel humano. "Si un operario va a hacer una tarea para la que no está cualificado el sistema no le deja".

Evidentemente la puesta en marcha de este sistema exige un cambio de mentalidad muy grande en toda la empresa, para empezar porque todo trabajador debe guardar el papel en el cajón y pasa a funcionar con móviles y tablets. Un proceso de digitalización y automatización de este tipo puede llevar desde unos meses hasta tres años, advierte Fandiño, que considera en todo caso que es un camino que en unos años será imprescindible para poder competir. "Para competir con Asia tienes que tener herramientas. Esto te permite competir en calidad y en tiempo, te permite ser más productivo", señala, y reclama un mayor impulso económico e informativo por parte de la administración. "Las ayudas a la digitalización son insuficientes. 12.000 euros no son nada para un proyecto de este tipo". 

Por ahora automoción, aeronáutica (ha comenzado una prueba piloto para Aernnova) o sector sanitario son los que más están recurriendo a Kaytek, pero también la industria más tradicional se está apuntando a la carrera. La firma de Fandiño ha implementado con éxito su solución en Fundiciones Fumbarri, en Durango, y ahora se abre camino en otras fundiciones y acerías. Tras rondar el medio millón de facturación el año pasado, Kaytek espera seguir incorporando clientes e incrementar sus cifras en 2022.

Destacados