Pásate al MODO AHORRO

Kutxabank inyectó 3.561 millones de euros a la economía vasca en 2020

El presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, ha expuesto al lehendakari Iñigo Urkullu las principales conclusiones de dicho informe, en el encuentro personal que ambos han mantenido

El Presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia junto con el lehendakari, Iñigo Urkullu. / Irekia
El Presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia junto con el lehendakari, Iñigo Urkullu. / Irekia

El estudio anual sobre impacto económico que elabora CEPREDE para Kutxabank ha revelado, que el Grupo bancario y sus Fundaciones accionistas son uno de los grandes motores de desarrollo de la economía vasca. El presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, ha expuesto al lehendakari Iñigo Urkullu las principales conclusiones de dicho informe, en el encuentro personal que ambos han mantenido en la sede de Lehendakaritza.

Uno de los datos más significativos que pone de relieve el examen incide en la magnitud de los gastos e inversiones directas que realizó para reactivar la economía del territorio en un contexto tan complicado como el del pasado año, así como la estabilidad de sus aportaciones fiscales en una situación de grave deterioro económico, y la consiguiente reducción de los ingresos tributarios. De hecho, el Grupo Kutxabank inyectó a la economía vasca un total de 3.561 millones de euros a través del pago a proveedores, trabajadores, administraciones públicas y en forma de nueva financiación a particulares, empresas e instituciones territoriales.

El análisis de dicha inversión revela que Kutxabank y las Fundaciones accionistas se mantuvieron entre las principales contratantes de empresas vascas, la mayoría correspondiente a sectores clave en el mantenimiento de la actividad económica durante el confinamiento y la posterior desescalada, como son el sector de los servicios, y más concretamente a las áreas de informática y tecnologías de la información.

El Grupo Kutxabank trabajó el pasado año con 4.552 firmas del entramado empresarial vasco, a las que realizó compras por valor de 227 millones de euros, un 5% más que en 2019. Desde 2020, y para apoyar a los proveedores durante la pandemia, se redujo el plazo medio de pago a 15 días.

Mantuvo, además, más de 3.300 empleos directos en Euskadi, y las arcas públicas vascas percibieron en forma de tasas e impuestos un total de 169 millones de euros, con lo que se mantiene como una de las principales empresas contribuyentes de Euskadi.

Con todo, en un año complejo en el que mantuvo la mayor parte de sus oficinas abiertas y a todos sus empleados trabajando, el principal esfuerzo del Grupo consistió en continuar canalizando crédito a pymes, empresas e instituciones, gestionando las ayudas públicas destinadas a mantener y reactivar la productividad del tejido económico vasco. Kutxabank destinó a esta partida 2.942 millones de euros.

Impacto en la economía de 760 millones

Al análisis de los flujos y transacciones de bienes y servicios que se originan en términos de producción, de generación de rentas, empleos y retornos fiscales, en Euskadi, refleja que el impacto positivo que ejercieron el Grupo y las Fundaciones Bancarias BBK, Kutxa y Vital sobre la economía del territorio se situó en los 760 millones de euros, equivalente al 1,02% del PIB total de la economía de Euskadi.

El estudio también determina los efectos indirectos e inducidos, derivados de la actividad crediticia de Kutxabank. La financiación destinada por el Banco a las empresas y particulares genera de forma directa e indirecta una contribución de 7.892 millones de euros al PIB vasco, el 10,5%.

Sumada la actividad directa, indirecta e inducida, el Grupo Kutxabank y las Fundaciones Bancarias contribuyen a generar 8.650 millones de euros, el 11,5% del PIB, al mantenimiento de más de 12.000 puestos de trabajo, cerca del 13% del empleo total de Euskadi y una recaudación de impuestos de 3.237 millones de euros.

Más de 6.100 trabajadores y 820 oficinas

Kutxabank cuenta con oficinas o cajeros en 196 de los 251 municipios de Euskadi, el 78% del total, y el 99% de la población vasca tiene al menos una sucursal o un cajero en su localidad. En el caso de los pueblos de más de 1.000 habitantes, es la única entidad bancaria con presencia en 131 de los 151 municipios (86,7%), y está en el 100% de los términos municipales con más de 2.500 habitantes.

El Grupo y las Fundaciones Bancarias accionistas cuentan con una plantilla superior a las 6.100 personas, la mayoría, 5.400 trabajadores, dedicada de forma directa a la actividad bancaria. En 2020, el Grupo generó en el conjunto de España unos recursos totales de 1.355 millones de euros, lo que equivale al 0,1% del PIB. Además, contribuyó a la recaudación fiscal de 581 millones de euros en forma de contribuciones, impuestos y tasas.

Agregados los datos correspondientes a su actividad crediticia, el análisis cifra en 21.916 millones de euros –equivalente al 1,8% del PIB español– y en más de 347.000 puestos de trabajo el alcance del impacto de la actividad de Kutxabank y la Fundaciones Bancarias en la economía nacional.

Un total de 8.767 empresas prestan servicio en España a la entidad financiera y a las Fundaciones Bancarias accionistas, que realizaron un gasto de 385 millones de euros en pagos a proveedores.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados