Pásate al MODO AHORRO

Kutxabank reduce en 2020 su beneficio a la mitad con 180 millones de euros

La entidad financiera se ve obligada a destinar 457 millones para cubrir sus activos que restan a unos resultados operativos empujados por el aumento del crédito

Gregorio Villalabeitia, presidente de KutxaBank / EP
Gregorio Villalabeitia, presidente de KutxaBank / EP

Kutxabank ha visto como la crisis del coronavirus le ha llevado a cerrar el año 2020 reduciendo el 48,8% de su beneficio. Así, los 352,5 millones de euros que obtuvo el año 2019 se han reducido a casi la mitad con 180,3 millones en 2020. Se trata de cifras que la entidad no registraba desde la época de la crisis financiera, hace siete años. La cuestión es que la operativa de la entidad, el resultado de los ingresos por la gestión del negocio bancario menos los gastos, sí ha crecido con 564 millones de euros, un 32% más que el año anterior. Pero la obligación que tienen los bancos, marcada por el BCE, para provisionar sus fondos por el riesgo que representa la crisis de la pandemia sobre los activos, ha obligado a Kutxabank a destinar 457 millones para protegerlos. Es por eso que el beneficio se reduce a esos 180 millones de los que, además, sólo podrá aportar un 15% a las Fundaciones BBK, Kutxa y Vital para su obra social. 

La gestión bancaria, centrada en el mercado hipotecario, la gestión de figuras de previsión y fondos de inversión para canalizar el ahorrodel cliente, sigue reportando a la entidad fruto de la fusión de las antiguas cajas de ahorro del País Vasco, unos excelentes resultados de rentabilidad. Así, el índice de solvencia del grupo ha crecido incluso seis décimas hasta alcanzar el 17,8%, lo que le sitúa en la primera posición de la banca española. Además, gracias a las moratorias aplicadas por los gobiernos, el ratio de mora sigue reduciéndose hasta el 2,32%. 

 

El presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia, ha valorado el ejercicio como “extremadamente complejo, un auténtico test de resistencia para el sector financiero, que hemos superado con solidez, dejando patente una vez más la fortaleza y escalabilidad del modelo de negocio de Kutxabank, a la vez que se ha mejorado la posición relativa del Banco en el sector”. En un contexto caracterizado por el desplome sin precedentes del PIB, el incremento de la tasa de paro, o la caída continua de los tipos de interés, el modelo de negocio de Kutxabank ha aguantado el embate presentando unos ingresos bancarios, los propios de su actividad, de 1.076,9 millones de euros, que se sitúan en línea con los resultados alcanzados en 2019. 

 

Más de 4.000 millones en medidas covid-19

Kutxabank ha destinado un importe de 4.175 millones de euros en líneas de apoyo a familias y empresas por la crisis de la pandemia. La normativa aprobada por el Gobierno ha llevado a la entidad retener más de 1.280 millones de euros de hipotecas afectadas por la moratoria por el coronavirus. En cuanto a las empresas, la entidad ha destinado créditos por valor de 2.900 millones de euros a través de los créditos ICO (475 millones de euros), los avales de Elkargi (160 millones de euros) y la línea de financiación covid-19 (2.200 millones). 

Crece la cartera de crédito

La gestión bancaria y los ingresos de servicios asociados, como la venta de seguros, se ha mantenido en niveles parecidos a los de 2019, con 1.076,9 millones de euros. Son cifras obtenidas gracias al incremento de la cartera crediticia que ha alcanzado casi los 43.000 millones, con una subida del 5,9% respecto al año anterior. Este incremento se ha apoyado principalmente en la banca institucional que, debido a la crisis, ha incrementado el crédito en un 30%. Las hipotecas también han hecho posible este aumento de la actividad crediticia del banco con un 9,7% de crecimiento con 3.535 millones de euros destinados nuevos créditos hipotecarios. En cambio, en la actividad empresarial, es donde Kutxabank ha retrasado su posición disminuyendo la financiación de circulante de las empresas con las que ha formalizado operaciones por bastante menos importe,1.669 millones de euros.

Liderazgo en las figuras de previsión

La contracción del consumo en 2020 debida al confinamiento ha redirigido mucha liquidez a los fondos de inversión. Un área en la que la actividad ha registrado un crecimiento del 124% con suscripciones por 1.553 millones de euros. Las figuras de previsión, como las EPSVs, ha sido otro tractor de los ingresos. Kutxabank ha incrementado los fondos gestionados en estas figuras individuales un 5% alcanzando los 6.000 millones de euros, los 275.000 socios y una cuota de mercado del 49%.

 

 

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados