Pásate al MODO AHORRO

Kutxabank vende al Grupo Arrasate un céntrico edificio de Vitoria

La adjudicación del edificio tuvo lugar hace dos semanas y este martes se firmó la escritura del inmueble, ubicado en una zona donde el metro cuadrado oscila entre los 4.500 y los 5.000 euros

El edificio de Kutxabank hace esquina entre la calle Dato y General Álava / Crónica Vasca
El edificio de Kutxabank hace esquina entre la calle Dato y General Álava / Crónica Vasca

Mes y medio después de comenzar el proceso de venta del edificio de la Hacienda vitoriana en la calle Dato, Kutxabank ha encontrado comprador para el inmueble que alojó a la Hacienda vitoriana hasta que esta se trasladó a la nueva sede municipal de San Martín. Según ha podido saber 'Crónica Vasca', el Grupo Arrasate se ha hecho con el inmueble después de resolver la escritura este martes. El inmueble, que llevaba en desuso siete años desde que las oficinas municipales se trasladaron a la nueva sede municipal de San Martín en 2015, fue adjudicado a la compañía hace dos semanas después de una subasta a la que concurrieron ocho empresas vascas, del resto de España e incluso internacionales. Arrasate, con presencia en Euskadi y Navarra, será la encargada de construir unas 30 viviendas en plena 'milla de oro' gasteiztarra.

Para coordinar la subasta del inmueble, Kutxabank recurrió a un portal especializado en inversiones inmobiliarias -addmeet- con el objetivo de garantizar que la venta era un proceso discreto y online. El edificio, en el cruce de Dato con General Álava, consta de seis plantas y un sótano, 2.875 metros cuadrados construidos sobre rasante y una edificabilidad remanente de 3.171 metros cuadrados. El inmueble se convertirá en uno de los más caros de la ciudad, con el metro cuadrado valorado entre los 4.500 y los 5.000 euros según fuentes consultadas por este diario, que cifran en ese el precio ante la escasa oferta disponible y la "sostenida" demanda. A los altos precios del edificio se le podrá sumar el alquiler de unos bajos donde se encuentra la sala Luis Ajuria, antiguo auditorio de la Caja Vital, con un gran atractivo para los comercios por su ubicación.

La venta cierra así uno de los procesos urbanísticos más sonados de la capital alavesa. En 2017 el Ayuntamiento de Vitoria acordó con Kutxabank la recalificación del bloque, de modo que dejase de estar destinado al uso administrativo y se convirtiese en un edificio residencial y del sector terciario, de modo que sus bajos pudiesen alojar tiendas y el resto de plantas, viviendas. La operación se atascó bastante, ya que el inmueble se encontraba vinculado a la vieja gasolinera Goya, que en ese momento estaba en un proceso de descontaminación para pasar a manos del Ayuntamiento, que proyecta ahora en ella una oficina de turismo verde, una electrolinera y un servicio de alquiler de bicis. La recalificación del bloque de Dato dependía de la calidad de suelo que arrojase la gasolinera.

El Ayuntamiento de Vitoria autorizó en 2021 el cambio urbanístico en una operación que no es la única de este tipo en la capital alavesa. En una situación similar se permitió la construcción del apartahotel Eire, en la calle Aranzabal, que también vio recalificado su uso para que las oficinas que antes ocupaban ese inmueble pudiesen transformarse en un apartahotel. 

Archivado en:

Destacados