Pásate al MODO AHORRO

Laboral Kutxa cierra el primer semestre con un beneficio de 51,8 millones, 12,7% más

La entidad provisiona 35,4 millones para anticipar efectos adversos de la pandemia, con lo que acumula 100 millones de euros para este concepto, y lamenta las "dificultades" para conseguir rentabilidad en un entorno económico "muy afectado"

Txomin García, presidente de Laboral Kutxa y Xabier Egibar, director de la entidad./ CV
Txomin García, presidente de Laboral Kutxa y Xabier Egibar, director de la entidad./ CV

Laboral Kutxa ha cerrado el primer semestre del año con unos beneficios de 51,8 millones de euros, lo que supone un 12,7% más que en el mismo periodo del año anterior. La entidad del grupo Mondragon ha registrado este resultado tras destinar a provisiones para anticipar efectos de la crisis del Covid 35,4 millones,  con lo que acumula 100 millones de euros para este concepto.

Fuentes de la entidad  han destacado las dificultades para conseguir rentabilidad en un contexto de bajos tipos de interés, y en un entorno económico que "continúa muy afectado" pese a que "las mejores perspectivas macroeconómicas han hecho corregir al alza las previsiones más recientes".  En este sentido, señala que "la curva de tipos en niveles ultra bajos se ha convertido ya en una variable estructural con la que las entidades financieras deben convivir y, tras cinco años de tipos negativos en la zona euro, la conveniencia de realizar provisiones extraordinarias para proteger los balances de los impactos de la pandemia ha supuesto una "dificultad añadida para alcanzar los niveles de rentabilidad que demanda el mercado".

Cuenta de Resultados

Según la información proporcionada por la entidad, durante este periodo, la rentabilidad sobre recursos propios refleja un ROE del 5,05% y los principales indicadores han evolucionado favorablemente, como  el volumen de negocio, que alcanza los 45.054 millones y se ha elevado un 4,7%, mientras que la morosidad ha descendido hasta el 3,03% y los niveles de solvencia de la entidad hacen que siga liderando su mercado, con una ratio CET1 del 19,99%.

El margen de intereses suma 122,5 millones y ha descendido un 1,2%, lastrado por la evolución del euríbor en la cartera de hipotecas. Por contra, la incipiente reactivación económica ha ocasionado un aumento de la demanda de servicios bancarios y, consiguientemente, una favorable evolución de las comisiones derivadas, que crecen un 12,5%.

La aportación de los medios de pago se ha incrementado en torno al 10% y la prestación de servicios de inversión a los clientes ahorradores un 19%. Con todo, el margen básico ha aumentado un 2,8%, hasta alcanzar los 180,7 millones de euros y, por su parte, el margen bruto se ha situado en 205,6 millones, un 3,7% por encima respecto al primer semestre del ejercicio pasado.

La actual situación de dificultad para generar ingresos exige una rigurosa vigilancia de la estructura de costes, apartado en en que la entidad  ha reducido los gastos de administración y amortizaciones correspondientes a los seis primeros meses del año en un 0,8% situándose en 117,4 millones de euros.

Crecen los créditos

En lo que se refiere a la formalización de créditos, las nuevas formalizaciones tanto de particulares como de empresas han superado el volumen de las amortizaciones y, en términos globales, el saldo vivo de créditos anota un crecimiento neto del 4% hasta el 30 de junio, y alcanza los 14.952 millones de euros. La entidad ha registrado un aumento importante de formalizaciones de créditos con garantía hipotecaria, con un incremento del 31,4% en la comparativa sobre los saldos formalizados en el mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, el volumen de las nuevas concesiones de créditos destinados al consumo también ha repuntado un 9,6% en el semestre.

En el apartado mercantil, los saldos de crédito a empresas han continuado creciendo hasta alcanzar un 12% de incremento interanual. 

También crece el apartado de seguros, que refleja en este primer semestre de 2021 unos resultados de 25,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 16% respecto al dato de junio de 2020.

Las primas totales en el primer semestre del año ascienden a 96,1 millones de euros, un 2,4% por encima de la cifra registrada un año atrás. Esta evolución positiva se ha visto favorecida por el impulso de las primas de Hogar, que han aportado un 3,7% más, y por las pólizas de Vida Riesgo Individual, que han elevado su contribución un 23,9%. 

 

Archivado en:

Destacados