Pásate al MODO AHORRO

Laboral Kutxa pronostica una inflación del 7,6% en Euskadi a final de año

La entidad bancaria prevé que el PIB vasco crezca nueve décimas menos que lo que pronostica el Gobierno y que el crecimiento sea inferior a la media de España

Ibon Urgoiti, director de Desarrollo de Negocio de Laboral Kutxa junto a Joseba Madariaga, director del Departamento de Estudios / Laboral Kutxa
Ibon Urgoiti, director de Desarrollo de Negocio de Laboral Kutxa junto a Joseba Madariaga, director del Departamento de Estudios / Laboral Kutxa

Laboral Kutxa ha presentado este jueves su nuevo informe sobre la economía vasca. Un documento en el que la entidad bancaria de la Corporación Mondragón ha indicado cuáles son sus predicciones macroeconómicas de cara al 2022. El banco vasco augura que el PIB de Euskadi crecerá apenas un 3,6%, lo que supone un descenso de nueve décimas con respecto a la revisión realizada en marzo por el Gobierno vasco, que ya rebajó el crecimiento de la economía vasca del 6,7% al 4,5% a lo largo de 2022. El crecimiento pronosticado por este estudio dejaría a Euskadi por debajo de la media española, que vería un aumento del 4% en su PIB en términos interanuales. El crecimiento del empleo, de hecho, se quedará en Euskadi en la mitad de la media nacional: un 1% frente al 2% que crecerá en el resto de España. En lo que sí se comportará mejor Euskadi es en el IPC: 2022 se cerrará en la comunidad autónoma, aun así, con una inflación del 7,6% que apenas dista tres décimas del 7,9% que augura Laboral Kutxa para el conjunto de España.

Así lo asegura la entidad bancaria, que asegura que la guerra en Ucrania ha supuesto "un vuelco importante en el tablero económico" y "especialmente dañino" para las economías europeas, lo que ha hecho que las perspectivas económicas se vayan "al traste" en buena medida por la inflación. Aun así, el contexto de incertidumbre hace que los analistas bancarios aseguren que sus predicciones son este año "estimaciones sujetas a gran variabilidad". La confianza de los consumidores, de hecho, se ha desplomado siete puntos en el segundo trimestre de este año.

En el lado positivo, Laboral Kutxa valora positivamente la evolución económica de 2021, destacando especialmente la buena evolución de la industria y el sector servicios -no así de la construcción- con respecto al conjunto de España. Además, la entidad bancaria deposita parte de sus esperanzas en los fondos europeos. En cuanto al escenario económico de 2023, el PIB crecerá un modesto 2,7% -de nuevo por debajo del 3,2 de España- mientras que la inflación se quedará en un 2,3% al final del próximo año.

Destacados