Pásate al MODO AHORRO

Las licencias VTC en Euskadi, bloqueadas desde hace tres años

Las Diputaciones forales son los organismos que gestionan las licencias en Euskadi, actualmente 174, más de un centenar pendientes de tramitación

VTC en Euskadi. / EP
VTC en Euskadi. / EP

A día de hoy, las licencias VTC pendientes de tramitación suman 185 en Euskadi frente a las 174 que hay actualmente en el territorio, expedientes de licencias que fueron solicitadas entre 2009 y 2015 aprovechando el periodo de liberalización de este servicio en el que no se necesitaba autorización. En los últimos dos años, solo 79 licencias VTC lograban ver la luz en el territorio al haberse solicitado antes de que el Tribunal Supremo ratificara un máximo de un VTC por cada 30 taxis para el conjunto de comunidades autónomas. Desde 2018, las licencias pendientes de sentencia o en estudio de la documentación presentada, no han llegado a tramitarse en el País Vasco, la práctica totalidad en Bizkaia.
 
Las Diputaciones forales son las encargadas de gestionar las solicitudes de licencias. Actualmente, 39 en Bizkaia, 27 en Gipuzkoa y 108 en Álava, superandose la tasa máxima ratificada por el Tribunal Supremo de un VTC por cada 30 taxis, si bien no siempre ha sido así. En el año 2009, se liberalizaron actividades económicas en el sector del transporte, comunicaciones, construcción, agricultura o sanidad a través de la "Ley Ómnibus". La normativa supuso la adaptación de la legislación española a la Directiva Europa de Servicios que eliminaba varios regímenes de autorización, entre ellos las de arrendamientos de vehículos con conductor.

A partir de entonces, se abrió la veda a nuevas licencias VTC hasta que en 2015, el Gobierno decidió restablecer el ratio mediante un nuevo reglamento, si bien afectaba a nuevos permisos y no a los concedidos previamente. A fecha 1 de julio de 2018, el número de licencias VTC en Euskadi era de 83. Ese mismo año, la cifra fue in crescendo gracias a varias sentencias judiciales que liberaron las concesiones pendientes de años atrás, bloqueadas por las comunidades autónomas con capacidad regulatoria. A finales de 2018 había en Euskadi 95 VTC y 265 pendiente de tramitación

En la primera reunión conjunta del sector vasco del taxi y representantes de licencias VTC de Euskadi, celebrada a finales de 2018, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, ya adelantó que era "prácticamente imposible" que se concedan más licencias VTC al superarse la tasa 1/30 ratificada por el Tribunal Supremo, por lo que veía "muy difícil" el desembarco de Uber y Cabify en Euskadi, si bien las peticiones pendientes podría cambiar el escenario de vehículos VTC que opera actualmente en Euskadi. 

El servicio engloba cualquier tipo de vehículo alquilado con conductor, cuyas licencias se extienden a los VTC tradicionales como son limusinas o coches fúnebres. La mayoría de las que operan en Gipuzkoa, el único territorio sin solicitudes pendientes, pertenecen a Suital, que trabaja principalmente con empresas y hoteles, habiendo otras cmo Vallina, Gurdia o taxi premium. El desembarco de servicios que operan a través de plataformas, sin embargo, puso en alerta al Gobierno vasco y Diputaciones que, además de paralizar cientos de licencias, intenta regular las condiciones de explotación de este servicio, cuyo número de solicitudes evidencia el interés por operar en la Comunidad Autónoma Vasca.

En este contexto, hace poco más de un mes, el Gobierno vasco perdía una gran baza para la regulación de vehículos VTC en Euskadi. En concreto, el Tribunal vasco daba marcha atrás al intervalo de 30 minutos para solicitar el servicio y la restricción a la geolocalización en una sentencia que el Gobierno vasco estudia recurrir al Tribunal Supremo como ya ha anunciado el sector del taxi. 

Necesidad de renovación del taxi

Respecto al sector del taxi en Euskadi, el numero de nuevas licencias en los últimos tres años apenas roza la veintena. A lo que se suma actualmente los problemas para el traspaso de las ya existentes, muchas en venta por jubilación. En Bilbao, con 774 licencias, hay 50 personas esperando a jubilarse. En Vitoria circulan 194 taxis y 38 personas quieren dejarlo por acercarse a la edad, mientras que en San Sebastián hay 308 taxistas de los que unos 40 años son jubilables.

En las condiciones actuales, el sector se enfrenta a problemas para gestionar la demanda en franjas concretas, con esperas de los usuarios que llegan a alzancar los sesenta minutos, como ocurrió el pasado fin de semana tras el cierre de hostelería a las dos de la mañana. Los taxis se enfrentan ahora a la necesidad de relevo generacional, con una media de edad que empieza a acercarse a los 45, 50 años, así como a la modernización para hacer frente a la  inevitable irrupción de plataformas como Uber, instalada en Bilbao y pendiente de la sentencia  sobre la norma que regula la prestación de servicio de compañías de VTC y que el Gobierno vasco estudia recurrir. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados