Pásate al MODO AHORRO

Liftra crece en eólica offshore y amplía su base en Bilbao

La empresa de transporte izado y mantenimiento de aerogeneradores crece en Euskadi y se abre a nuevos mercados

Instalación de Haliade X / Liftra
Instalación de Haliade X / Liftra

Liftra está considerado internacionalmente como uno de los mejores especialistas en los campos de mantenimiento, izado y transporte dentro de la industria eólica. Hace once años que el grupo danés plantó la primera semilla en Euskadi y de una persona ha pasado a 22 ingenieros que han situado a la empresa vasca a la cabeza mundial en el desarrollo de soluciones que ahorran costes operativos dentro del mantenimiento propio de la industria eólica. Los talleres desde los que han batido varios récords mundiales con el diseño, fabricación y testeo de productos se les han quedado pequeños y se preparan para trasladarse de 135m2 a 1.100m2 en la misma planta industrial en Deusto, Bilbao.

En los últimos tres años, la actividad de la marca en la capital vizcaína ha vivido un crecimiento exponencial multiplicando por tres su facturación en 2019 y un 20% en 2020. "Es la tónica que vemos en los próximos años. El año pasado si que hubo un parón que nosotros estamos notando ahora, pero el futuro es alentador porque todas las instituciones están apostando por la eólica y venimos de años en los que en España apenas había desarrollo. Esperamos crecer bastante y en este aspecto nos estamos preparando, en junio esperamos estrenar la plangta en Deusto, mitad oficina mitad almacén", indica Iñaki González Lahera, director de Liftra en Bilbao.

A medida que crece, Liftra gana independencia en Euskadi en cuanto a toma de decisiones, ventas y localizaciones, aunque la estrategia global sigue siendo común al grupo danés, del que han heredado una cultura de empresa "muy plana y basada en la confianza como pilar para un espacio de trabajo que suponga un reto intelectual, compatible con otros proyectos o aficiones", señala Lahera. 

Récord en instalaciones

Uno de los récords fue la instalación del util de pala más grande del mundo en 2019 en el aerogenerador más grande del mundo situado en Rotterdam en su apuesta para acelerar la transición energética limpia. El prototipo de aerogenerador Haliade-X contará con tres palas de 107 metros de longitud y 60 toneladas de peso. La combinación de un rotor más grande, palas más largas y un factor de capacidad más alto hace que Haliade-X sea menos sensible a las variaciones de velocidad del viento, lo que aumenta la previsibilidad y la capacidad de generar más energía a bajas velocidades. 

La apuesta de crecimiento, sin embargo, pasa por otro de los grandes hitos de la compañía con la única grúa autoizable, como su nombre indica, se iza a lo alto de la turbina por sí misma para lo que solamente se necesita una base de adaptación según el modelo de para poder realizar el cambio de los componentes del aerogenerador, sin necesidad de desplazar o hacer uso de cualquier otra grúa. A medida que los aerogeneradores han ido creciendo en tamaño y forma, ha habido más especialización en las herramientas para hacer las operaciones de forma segura.

 "En un punto de altura, las grúas disponibles en el mercado eran demasiado grandes. Pueden trasladarse para la fabricación del parque pero para el mantenimiento supone un problema, estamos hablando de grúas que desplazan 30 trailers con piezas y contrapesos, requiere una obra civil al lado del aerogenerador, un problema en casos de negocio. con esta grúa alcanzamos los 200 metros de altura", explica Lahera, "la expansión para el año que viene esperamos que venga de las grúas de mantenimiento y clientes internacionales. Se están fabricando alianzas con todos los fabricantes de aerogenerador a nivel mundial, somos los proveedores de esta solución de mantenimiento, una especie de llave a las nuevos tipos de aerogeneradores que están saliendo ahora al mercado". 

Eólica Offshore y nuevos sectores

Las líneas estratégicas de la firma pasan por la eólica offshore, dividida en los generadores instalados en el fondo marino y la tecnología emergente que es la eólica flotante, esta última la apuesta de Liftra para los próximos años. "Estamos intentando ubicarnos con el ente vasco de la energía para estar preparados en dos o tres años cuando emerja sobre todo en la costa norte y la zona del estrecho, donde pueden aplicarse estas tecnologías".

Además de las soluciones para el sector eólico, la compañía vasca pretende diversificar su actividad con proyectos de tecnologías más avanzadas, de mucho valor añadido. En este sentido han estado en ronda final en varias licitaciones para ITER (Reactor Termonuclear Experimental Internacional), demostrativo de fusión nuclear al sur de Francia, y para la propuesta del Observatorio Europeo del Sur para la construcción del Telescopio Extremadamente Grande (ELT) que estará localizado en Chile. Sus últimas incorporaciones tienen experiencia en este tipo de proyectos y la ampliación del taller les permitirá incorporar hasta 60 personas especializadas en ingeniería.

Lo más leído
Destacados