Pásate al MODO AHORRO

López de Biñaspre: "Las empresas del metal que no afronten la digitalización, dejarán de existir"

El consejero delegado de Lantek anuncia un plan de inversiones en I+D de más de 2 millones y un aumento del 50% de la plantilla

Alberto López Biñaspre, CEO de Lantek
Alberto López Biñaspre, CEO de Lantek

Más de 28.000 clientes son una base más que suficiente para ofrecer un diagnóstico acertado del sector del metal en medio de una escalada de los precios de la electricidad y con un problema en los suministros que sigue ahogando a la industria. Para Alberto López de Biñaspre, consejero delegado de Lantek, el diagnóstico es claro, es necesario que el sector gane en automatización, digitalización e industria 4.0 para mantener la competitividad, las empresas que no afronten esa transformación, "dejarán de existir". 

Según explica López de Biñaspre, esta realidad ha hecho que la facturación de Lantek haya crecido en lo que llevamos de año un 30%. La demanda de estas soluciones crece, especialmente en los mercados internacionales, que ya son el 80% de sus ventas. Un salto que va a llevar a la compañía vasca a invertir más de 2 millones de euros en I+D y ampliar su plantilla, conformada por 240 trabajadores, un 50%. Un esfuerzo inversor para el que ha sido integrada en el gigante multinacional Trumpf, que adquirió hace nueve meses a Lantek. 

Hace apenas nueve meses que Lantek se integró en la multinacional alemana Trumpf, ¿cuál es el balance del arranque de la relación?

Es un hito significativo para la compañía y está generando beneficios inmediatos tanto a largo, como a corto plazo. Nos permite abordar planes mucho más ambiciosos en un contexto de expansión y crecimiento. Y eso ahora es muy importante porque estamos en un sector muy dinámico que da pasos para ganar ventajas impulsando la tecnología y la digitalización. Y con este acuerdo hemos logrado tamaño y recursos para competir al más alto nivel.

 

Las empresas se juegan su futuro en la competitividad y eso pasa por aportar tecnología. Tanto en Euskadi como en otros países, las que no se adapten a estos paradigmas, dejarán de existir

 

Y ¿cómo es la convivencia con los alemanes?¿Han perdido autonomía?

Seguimos operando como una empresa independiente dentro de un grupo multinacional que además es el líder y el número uno en nuestro sector. Y eso genera la oportunidad de crecer aún más rápido. Además, compartimos los mismos valores y principios empresariales. Somos empresas familiares y eso ayuda mucho.

Lantek tiene presencia en 14 países, ¿la internacionalización sigue siendo la clave del crecimiento?

El año de la pandemia alcanzamos los 21,3 millones de euros en ventas, a pesar de las circunstancias, mejoró el 2019. Y es que hemos detectado que el mercado exterior sigue creciendo, cada vez tiene más peso para nosotros. Ya alcanza el 80% de nuestra facturación. 

Y cómo ve este 2021, ¿cómo afecta el problema de suministros?

En este año vemos una clara tendencia al alza, el primer semestre estamos creciendo un 30% y las previsiones para los siguientes meses son superiores. Pero ahora, nos enfrentamos a otros retos, los problemas de suministro y otro más importante, el precio de la energía y los portes de transporte. Esto supone un reto muy importante.

 

Nuestros recursos en I+D, van a superar los 2 millones de inversión. Aumentaremos equipos, oficinas y nuevos productos generando también un aumento de la plantilla del 50%

 

¿Y la digitalización de los procesos es una de claves para afrontar eso?

Creemos que nuestra experiencia es una referencia aquí. El sector está en una situación de clara disrupción. Las nuevas tecnologías pueden ser las que consoliden a las empresas. Creo que nuestro trabajo en este campo es lo que se refleja en los resultados que estamos teniendo.

Con este coste de la energía y los problemas de suministro, ¿el sector de la chapa se juega su futuro si no pasa por un proceso de digitalización y automatización de procesos, lo que se viene a llamar 'industria 4.0'?

Sí, creo que la respuesta es obvia. Las empresas se juegan su futuro en la competitividad y eso pasa por aportar tecnología, tener más eficiencia y adaptarse a los cambios. Las empresa que, tanto en Euskadi como en otros países, no se adapten a estos paradigmas, dejarán de existir. Se ha abierto una carrera de la digitalización y de transformación en distintos mercados, hay que tener producciones más flexibles, más automatizadas. 

Los fondos europeos dan especial importancia a estas líneas de inversión ¿cree que van a ayudar?

Las empresas del metal de nuestro país plantean una gran demanda en torno a la digitalización que se va a ver impulsada con los fondos. La inversión en máquina herramienta va a tener un fuerte impulso y con esos recursos la digitalización va a avanzar abriendo muchas oportunidades para todas esas compañías con la ocasión de poder realizar proyectos que no podían afrontar. 

¿Y cómo va a aprovechar Lantek esa oportunidad?

Gracias a la integración en Trumpf podemos incrementar los recursos en I+D, van a superar los 2 millones de inversión. Eso nos permitirá aumentar la expansión con más equipos, oficinas y nuevos productos generando también un aumento de la plantilla del 50% que ya estamos desarrollando sobre los 240 trabajadores con que cuenta la empresa. 

 

Haber sido comprados por Trumpf nos ha permitido lograr tamaño y recursos para competir al más alto nivel

 

¿En qué países está más desarrollada esta cultura para digitalizar la industria? ¿Dónde está la apuesta de Lantek?

Alemania es uno de los referentes. Para nosotros es un país clave, recientemente celebrábamos el 25 aniversario de nuestra oficia allí. Hay un gran desarrollo de soluciones avanzadas, enfocadas a la fabricación avanzada, 'smart factorías' muy automatizadas. Esa intensidad se va trasladando a otros mercados colindantes. En cuanto a los mercados asiáticos, hasta ahora estaban centrados en la capacidad de producción muy elevada, pero ya han identificado la necesidad de introducir eficiencia y eso para nosotros es una gran oportunidad de crecimiento allí. 

Otro de los retos para afrontar el futuro, es la necesidad de captar, formar y retener el talento para esta transformación ¿están notando ese problema en para establecer el crecimiento de la plantilla?

La reflexión que hicimos nosotros en este punto, y que fue base de nuestra transformación hace tres años es que la tecnología son las personas. Pusimos en marcha diferentes líneas colaborando con las instituciones académicas para desarrollar líneas de industria digital, inteligencia artificial y formatos de formación dual. Esos acuerdos son para nosotros un instrumento de generación de desarrollo y una excelente cantera. En este campo somos especialmente activos. 

 

Destacados