Pásate al MODO AHORRO

MásMóvil extenderá el modelo de empresas de Euskaltel a todo el grupo en España

El CEO de grupo, Meinrad Spenger, realiza una ronda por las instalaciones de la empresa vasca, R y Telecable, ratificando a los trabajadores la apuesta por el crecimiento sin recortes

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil y nuevo CEO de Euskaltel. / EP
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil y nuevo CEO de Euskaltel. / EP

MásMóvil quiere aprovechar la implantación de Euskaltel en el área de negocio de empresas para extender este modelo en toda España y ganar cota de mercado en ese ámbito, donde no tiene mucha implantación más allá de pymes y autónomos. 

Precisamente el área de empresas fue el de mayor crecimiento en Euskaltel durante el año pasado. Según comunicó la empresa vasca, durante el año 2020 el mercado de empresas presentó el mayor crecimiento de ingresos de su historia, aumentando en un 3,3%, desde los 110 millones de 2019 a los 114,5 millones de euros facturados a cierre de año. Además, aumentó en un 1,4% la base de clientes de este segmento, cerrando el ejercicio con 16.000 empresas clientes del Grupo, en un año especialmente difícil para las empresas como fue el 2020.

Esa base y modelo de negocio es una de las cuestiones que  Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil,y  también  el nuevo CEO de Euskaltel quiere ahora extender al conjunto del grupo en toda España, según ha explicado a los trabajadores del grupo al exponerles las áreas en las que inicidirá la nueva empresa después de la integración tras la OPA.

Spenger finalizó ayer viernes una ronda por las nuevas empresas bajo el dominio de MásMóvil. El CEO  visitó el jueves la sede de Euskaltel en Bilbao, viajó después a la sede de Telecable en Gijón para finalizar este viernes en la sede de R en Galicia, en A Coruña. Una ronda que le ha servido para una primera toma de contacto con la plantilla a la que ha presentado sus planes de futuro para la empresa, integrada ya en el grupo, entre ellos la expansión del modelo de negocio para empresas de Euskaltel a todo el grupo. Además le ha servido para insistir en su compromiso de continuidad en el crecimiento sin llevar a cabo recortes.

Hay que tener en cuenta que el proceso de OPA sobre el grupo Euskaltel se culminó en el mes de agosto, y que el primer consejo de administración de la empresa en el que se materializó la entrada de los nuevos consejeros, incluido el presidente del mismo, Meinrad Spenger, se produjo, el día 10 del mes pasado en plenas vacaciones veraniegas, por lo que el nuevo CEO no había mantenido ningún tipo de contacto directo con los trabajadores

Además, el hecho de que una de las primeras decisiones, tomada el mismo día de la entrada en el consejo de administración fuera la venta de la TV de Euskaltel Agile Content -empresa que gestiona todo el negocio de TV del grupo- por 32 millones de euros, con la subrogación de sus siete trabajadores- había generado malestar entre los sindicatos y cierto temor a que se produjeran nuevas 'sorpresas' con el desembarco de los nuevos dueños.

Proyecto a largo plazo

Junto a Spenger  participaron en el encuentro con los trabajadores otros miembros de la dirección de MásMóvil, como el vicepresidente Josep María Echarri, el director general, Germán López, el director técnico, Miguel Santos,y el director de Recursos Humanos, Arturo Medina. También participó el anterior CEO, José Miguel García, que permanece en la empresa como asesor externo. 

Spenger realizó una presentación de objetivos de la empresa en línea con lo presentado en el folleto de la OPA, y señalando cuáles son las principales prioridades de cara a los próximos meses, que pasan por el crecimiento y con la búsqueda de sinergias a través de la integración de redes, ratificando que se trata de un proyecto a largo plazo en el que no habrá recortes de plantilla, tal y como se han comprometido para un plazo de, al menos, los próximos cinco años. 

La dirección insistió además que se trata de trabajar como un único equipo dentro de un grupo que será multimarca

Además se realizó un repaso por las cifras de la nueva empresa, convertida ya en el cuarto grupo de telecomunicaciones del mercado español: Más de 2.000 empleados, 2.700 millones de facturación y unos 14.000 clientes.

La ronda de la dirección no ha incluido ningún encuentro oficial con la representación sindical.

 

 

 

 

 

Archivado en:

Destacados