Pásate al MODO AHORRO

Graphenea da el salto a los semiconductores para la industria de la mano de un proyecto europeo

Tras un incremento del 28% en su facturación, la start-up donostiarra se une a 2D-EPL, proyecto puntero en Europa en la fabricación de chips con grafeno para la industria

La firma guipuzcoana Graphenea reconocida como la mejor empresa fabricante de grafeno
La firma guipuzcoana Graphenea reconocida como la mejor empresa fabricante de grafeno

Conocido como el material del futuro, el grafeno está formado por una capa de átomos de carbono organizada en una red hexagonal. Es el compuesto más ligero y delgado conocido, pero también el más fuerte, flexible y un excelente conductor de electricidad. Sus usos se extienden desde pantallas flexibles hasta la creación de microchips. Estos últimos son la gran apuesta de Graphenea para 2021, reconocida como empresa líder en la fabricación de este material por su 'precio competitivo y calidad a escala industrial'.

La compañía ha encontrado en los microchips una línea de crecimiento estratégica. Y es que estos semiconductores electrónicos son fundamentales para el funcionamiento de la electrónica de móviles, electrodomésticos, dispositivos y, también, en la automoción. Graphenea puede producirlos más cerca de los mercados y a un precio competitivo, el reto es hacerlo a escala industrial. 

Estos componentes, además, escasean en un mercado que solo los puede adquirir en China, lo que está generando problemas en varias industrias, si bien suponen una gran inversión de la Unión Europea para los próximos años. En concreto mil millones de euros en la la 'Graphene flagship', una iniciativa de investigación científica en la que Graphenea participa desde sus inicios en 2013 y que plantea ahora una nueva propuesta, la '2D European Pilot Line'. 

Se trata de una línea piloto experimental para integrar el grafeno en plataformas de semiconductores que cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros hasta 2024. "Nosotros ahora fabricamos una 'gama' de chip de grafeno y lo que se pretende es llegar a la siguiente 'gama', un chip con más especificaciones que esté disponible para la industria", explica Jesús de la Fuente, CEO de Graphenea.

El foundry, su gran apuesta

La start-up de nanoGUNE con sede en Donostia ha cerrado un 2020 con más de dos millones de facturación, un 28% más que 2019, y espera superar los tres millones este año. Incremento que pretenden obtener del 'foundry', el servicio que consiste en la fabricación de chips en base a la especificaciones del cliente.

En concreto, la empresa trabaja en dos direcciones. Una centrada en materiales avanzados, en la que fabrican aditivos para polímeros, para cemento  y baterías entre otros, y, por otro lado los semiconductores, lo que son viosensores y fotónica y es aquí donde entra el denominado 'foundry'. "Apple no fabrica sus propios chips, los diseña y le pide a una de estas empresas que se los fabrique. Este es un modelo parecido, pero basados en grafeno", explica el director ejecutivo de Graphenea, donde hace año y medio sólo vendían la materia prima. "Ahora hemos avanzado en la cadena de valor y hemos empezado a fabricarlos", explica de la Fuente.

"Le resolvemos un gran problema al cliente, lo que podía llevarles seis meses o un año podemos hacerlo en cuatro semanas. Lo que podía costar un millón de euros, con nosotros les cuesta una décima parte", explica de la Fuente. Ahora, sus planes de futuro pasan por seguir creciendo y acompañar a sus clientes en la introducción de estos dispositivos. "Somos unos habilitadores para la tecnología con grafeno, lo hacemos más rápido, más barato. Hemos dado el salto para acelerar la adopción de esta tecnología que antes se veía como algo muy lejano".

Archivado en:

Destacados
Lo más leído