Pásate al MODO AHORRO

Mercedes busca proveedores alternativos para salvar la producción la próxima semana

La empresa puede verse obligada a un nuevo parón de tres días si no consigue las piezas necesarias

Trabajadores de la planta de Mercedes-Benz de Vitoria. / EP
Trabajadores de la planta de Mercedes-Benz de Vitoria. / EP

La dirección de la planta de Mercedes en Vitoria está hablando con dos proveedores alternativos que suministren las piezas necesarias para evitar parar la producción el miércoles, jueves y viernes de la próxima semana. Según fuentes sindicales han explicado que hasta mañana viernes la dirección no podrá confirmar si se van a tener que parar esos tres días.

La incertidumbre en el suministro de semiconductores ha provocado diversos parones en la producción en los últimos meses en esta empresa, la mayor de Euskadi ya que da empleo directo a unas 5.000 personas. La última parada importante tuvo lugar a finales del pasado año, desde el 17 de diciembre al 3 de enero. El objetivo fue hacer acopio de piezas ante la falta de regularidad en el suministro de chips. 

En paralelo a esta situación, y como consecuencia de esos problemas para producir, Mercedes se veía obligada a recurrir a un ERTE. Sin embargo, los sindicatos de la planta de Vitoria lo han rechazado porque rebaja las condiciones del anterior. Concretamente, la dirección ha planteado una rebaja salarial del 10% con respecto al ERTE anteriorUna negociación de un nuevo ERTE motivado por la falta de suministros de piezas.

El comité y la dirección han tenido dos reuniones para negociar el nuevo ERTE, de 30 días hasta junio, presentado la semana pasada a los sindicatos tras finalizar el 31 de diciembre el anterior expediente. Según han comunicado los sindicatos, a través de una nota, la empresa ha trasladado la "oferta definitiva" con una rebaja salarial del 10 %. La dirección ha argumentado el ERTE en los problemas de suministro que acarrean un "aumento de costes".

En la reunión la empresa ha informado que a "día de hoy solamente se puede asegurar la producción para dos días de la próxima semana", ha adelantado UGT. De todas maneras, no es algo definitivo, y lo confirmarán en las próximos horas a través de un comunicado oficial, cuando informen de la evolución de los "últimos esfuerzos para atraer suministros".

Las previsiones de la fábrica de Mercedes auguran que la falta de suministros continuará durante los primeros meses de este 2022, un asunto que puede trastocar las previsiones iniciales que apuntaban a una fabricación récord de más de 158.000 unidades. Esta cifra, nunca alcanzada por la fábrica vasca, reta a la falta de chips semiconductores que viene sufriendo la industria de la automoción. 

Mercedes cuenta con un número de pedidos muy importante acumulado desde el pasado ejercicio y que no ha podido atender por las paradas de producción que sufrió durante el recién acabado 2021.

Archivado en:

Destacados