Pásate al MODO AHORRO

Mercedes retrasa la decisión sobre los ajustes de producción por la falta de chips

La dirección de la fábrica busca minimizar la falta de semiconductores y retrasa la decisión sobre nuevos paros hasta el jueves o viernes

Imagen de su planta en Vitoria / Mercedes
Imagen de su planta en Vitoria / Mercedes

La gestión de logística y los equilibrios para conseguir los semiconductores siguen centrando todos los esfuerzos de la fábrica vasca de Mercedes para minimizar el impacto en la producción. Hoy estaba previsto informar de posibles cambios en el calendario de producción con nuevas paradas, pero la dirección de la planta que Daimler tiene Vitoria ha desconvocado la reunión fijada para hoy "porque aún la dirección no ha tomado ninguna decisión y se está trabajando para intentar que la incidencia de la falta de semiconductores, sea la menor posible", tal y como han informado fuentes sindicales de Mercedes. El anuncio será "mañana jueves o el viernes".

La incertidumbre es la tónica con la que viene conviviendo Mercedes por este problema de suministro y que le está llevando a analizar la situación casi día a día. Todo eso, a pesar de los esfuerzos de gestión en la logística de materiales que está realizando la planta alavesa y que están siendo muy valorados desde Stuttgart desde donde la dirección de la multinacional ha priorizado la planta de Euskadi para el envío de la mayor cantidad posible de semiconductores electrónicos. ​Las más de 5.000 personas en plantilla de Mercedes Benz en Vitoria comenzaron su actividad el lunes, día 23, tras permanecer de 'vacaciones' desde el pasado 29 de julio, y lo único que tienen seguro es "que está garantizada la carga de trabajo para una semana". La planta se ha visto obligada a recortar su producción, pasando de las 148.600 furgonetas el 22 de abril a 141.000 y desde la dirección el mensaje es que esta situación se va a mantener hasta bien entrado el año que viene en un ejercicio de revisión y planificación casi diaria. En este contexto, la dirección ha convocado a los trabajadores para una reunión este miércoles en la que anunciará cómo queda el calendario de producción y los nuevos ajustes que serán necesarios. 

De todos modos, la inestabilidad actual ha forzado un ERTE de 30 días para lo que queda de año con el que la dirección de la fábrica podrá jugar ante nuevos paros por la falta de suministros. Actualmente, la bolsa de horas de la plantilla cuenta todavía con 4 días que amortizar para posibles suspensiones de actividad, pero no serán suficientes ante el escenario de falta de materias primas. El ERTE fue ratificado el mes de julio, aunque sin el apoyo de ELA, LAB y ESK.

Fabricación de 200.000 unidades

Los proyectos de la empresa siguen defendiendo la necesidad de importantes inversiones en la fábrica alavesa que permitan ampliar la producción hasta las 200.000 unidades en un diseño que, como adelantó ´Crónica Vasca´ permita introducir en la cadena de montaje una nueva plataforma diseñada para un motor eléctrico y que sea compatible con el montaje del actual modelo VS 20, que se prolongará en el tiempo​. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados