Pásate al MODO AHORRO

Michelin suma nuevas paradas en noviembre y reduce su producción en otros 50.000 neumáticos

Esta reorganización supone el cierre de cinco turnos de trabajo la primera quincena de noviembre

Planta de Michelin en Vitoria. Euskadi / CV
Planta de Michelin en Vitoria. Euskadi / CV

La planta de Michelin de Vitoria sumará nuevas paradas a su producción durante el mes de noviembre y cerrará cinco turnos de trabajo que afectarán a 698 trabajadores. La crisis global de falta de chips en la industria ya venía amenazando a la empresa desde septiembre cuando ya preveía un final de año "complicado" como finalmente está siendo. Con este parón dejarán durante la primera quincena de noviembre, dejarán de producirse 50.000 neumáticos, que se suman a los 140.000 que ya van a dejar de fabricarse por los parones de octubre, debido al cierre de 11 turnos que afectan a 910 trabajadores, casi un tercio de la plantilla.

Este miércoles la dirección de Michelin ha comunicado a sus empleados que la falta de semiconductores obligará a fabricar otros 50.000 neumáticos menos de primera monta, es decir los destinados a fabricantes de turismos. La producción continuará con normalidad en otras líneas de producción, como grandes neumáticos.

Esta reorganización de la producción supone el cierre de cinco turnos de trabajo la primera quincena de noviembre. Como en la anterior ocasión, esta decisión no va a suponer ningún coste salarial para los trabajadores ni medidas traumáticas como un ERTE, ya que se absorberá con las medidas de flexibilidad interna. Además, seguirán trabajando los 130 empleados eventuales que ingresaron en la planta el 1 de enero.

La dirección de Michelin de Vitoria, en la que actualmente trabajan alrededor de 3.400 personas, no prevé que la crisis de semiconductores vaya a solucionarse a corto plazo por lo que es posible que se alargue hasta finales de año e incluso principios de 2022, según han explicado fuentes sindicales. Fuentes de la empresa ya confirmaban hace unas semanas a 'Crónica Vasca' que "este fin de año va a ser complicado y las perspectivas para los inicios de 2022 van en la misma línea". Aún así, Michelin está desarrollando con normalidad su plan de inversiones de 57 millones de euros en las plantas de Vitoria y de Lasarte (Gipuzkoa). 

Las causas de esta situación residen en los problemas de suministro de caucho que, como con otras materias primas viene acusando la industria en toda Europa. Además, el parón de las fábricas de automoción por la falta de chips semiconductores también se está notando. Los neumáticos que fabrica Michelin en la planta de Vitoria se destinan entre un 60% y un 70% al mercado de reemplazo, mientras que el resto se envía a los fabricantes cuyo bloqueo "está afectando" y no puede compensarse completamente con la venta de ruedas de recambio.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados