Pásate al MODO AHORRO

Nantek desarrolla un sistema para reciclar mascarillas en combustibles sintéticos

La startup de Getxo colabora con la gestora de residuos Orka para la recogida masiva de mascarillas

Reciclaje de mascarillas / NANTEK
Reciclaje de mascarillas / NANTEK

La startup vasca Nantek ha desarrollado un sistema de reciclaje de mascarillas que las convierte en combustibles sintéticos. Esta empresa de Getxo, centrada en el reciclaje de plásticos, quiere evitar que las mascarillas lleguen a vertederos y océanos, donde acaban unas seis millones de ellas cada mes solo en España. Para ello emplea un proceso termoquímico que inertiza, recicla y transforma las mascarillas en productos petroquímicos de alto valor industrial.

El sistema de reciclaje comienza con la recogida de las mascarillas, que se introducen en bolsas plásticas para evitar una posible contaminación hacia el exterior. Estas bolsas con mascarillas se tratan a altas temperaturas en hornos pirolíticos construidos ex-profeso. Con ello inertizan los residuos y eliminan cualquier resto biológico que pudiera quedar. Ese residuo inactivo es convertido mediante un segundo proceso químico de condensación de gases (hidrógeno) y/o hidrocarburos sintéticos (parafinas o combustibles libres de azufre que podrían ser utilizados en el transporte por carretera o marino).

Recogida de mascarillas

En el proyecto Nantek colabora con la firma guipuzcoana Orka de recogida y gestión de residuos. Desde hace unos meses esta compañía se dedica a recopilar mascarillas de manera masiva acudiendo a las grandes incorporaciones, que usan decenas de ellas a diario. Ambas firmas han activado una página web para que particulares o empresas notifiquen las mascarillas usadas y puedan pasar a recogerlas. Es un servicio que tendrá un "mínimo de coste en función del lugar de recogida, el tipo de mascarillas, la cantidad de residuos recogidos, o bien el estado de conservación de las mismas".

Además, Nantek está costruyendo en Zamudio una planta de reciclaje de plásticos y mascarillas que tiene capacidad para tratar 500 toneladas al año. Esta planta entrará en funcionamiento en diciembre, y servirá para el reciclaje de todo tipo de plásticos. "Con ello se lograría limitar la llegada de deshechos plásticos y ahora también mascarillas, a vertederos o incineradoras, y encima obtener productos de alto valor añadido para uso industrial o para obtener energía", han destacado desde la compañía.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído