Pásate al MODO AHORRO

El nuevo protocolo anticovid del Gobierno vasco pilla por sorpresa a la hostelería

Los restaurantes tendrán la obligatoriedad de registrar los comensales para facilitar el rastreo de contactos en casos positivos de coronavirus

Dos trabajadoras de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis / EP
Dos trabajadoras de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la crisis / EP

Después de un año especialmente duro para el sector de la hostelería en la que se ha visto azotada por la crisis de la pandemia por circunstancias económicas de aperturas y cierres continuos, la reciente publicación del Gobierno Vasco que anuncia la nueva norma de registrar los datos de contacto de al menos una persona de cada grupo de comensales ha pillado desprevenidos a los locales hosteleros de Euskadi. “No teníamos ni idea de esta nueva normativa, pero no nos parece una medida viable. Tenemos una media de 400 personas diarias y esto supondría contratar personal solo para dedicarse a recoger los datos”, señala  Borja Gonzalez, trabajador del Burger King de Abando en Bilbao. “Hay otro tipo de opciones para llevar el control de los clientes. Si hasta ahora se ha podido hacer de otras maneras, ¿por qué ahora no?”, añade su compañera Nerlis Arrieta. Agustina Traman, empleada del restaurante Coppola coincide con ellos “Hasta el momento nadie nos ha dicho nada, pero tenemos muchísimo trabajo aquí y tendríamos que reorganizarlo todo para poderlo hacer adecuadamente”. 

Solo unos pocos tienen el listado

Solo una minoría como Jose Antonio Cruz y su mujer,encargados del restaurante Bikandi Etxea han querido ser más cautos y desde su reapertura ya venían tomando esta medida. “Nos aconsejaron que era una manera de poder llevar un mejor control, y aunque afortunadamente nunca hemos tenido que echar mano de esa lista, creemos que es una buena manera de tener todo mejor organizado”, apunta Cruz. Además, también decidieron implantar otro tipo de medidas adicionales como la de tener que reservar previamente, para evitar cualquier tipo de aglomeración. 

Con esta actualización del protocolo de medidas preventivas frente la covid-19 se pretende favorecer el rastreo de contactos en caso de positivo por coronavirus. La información recogida se deberá conservar al menos tres semanas, y tendrá que entregarse a las autoridades sanitarias en caso de que se les solicite. 

Otras medidas

El protocolo elaborado por el Departamento de Salud continuará recogiendo el resto de medidas ya implantadas con anterioridad. El horario de apertura y de cierre se mantendrá desde las seis de la mañana hasta las dos de la madrugada. En cuanto al aforo, permanecerá el 50 % del máximo autorizado en el interior, y el 100 % en terrazas, debiendo asegurarse la distancia física de 1,5 m entre clientes y limitando el máximo a seis comensales por mesa. Además, se mantiene la prohibición de consumir en barra y de pie.

En cuanto a la limpieza, se debe de seguir facilitando soluciones hidroalcohólicas y reforzando la desinfección. En la medida de lo posible se tiene  que evitar el uso de dinero en efectivo y la vajilla se  debe lavar en lavavajillas o en túneles de lavado a una temperatura de entre 60 y 90 grados. Asimismo, serán los encargados de los establecimientos los responsables de asegurarse que se están cumpliendo todas las medidas de seguridad implantadas y de que la clientela está informada de las que debe cumplir. 

La desinfección constante es otra de las acciones principales para contribuir a reducir el riesgo de transmisión. Por ello, el personal de los establecimientos tiene que mantener una limpieza constante de las sillas y mesas así como de cualquier otra superficie de contacto. Además, se recomienda tener los locales ventilados constantemente  para dejar circular el aire. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados