Pásate al MODO AHORRO

Nuria Gisbert: “Nuestra visión es ser un referente en tecnologías del hidrógeno en 10 años”

La directora de CIC energiGUNE considera que, pese a la implantación fallida en Euskadi de la planta de electrolizadores, “habrá nuevas oportunidades de generar industria alrededor de la generación de hidrógeno verde"

Nuria Gisbert  CICenergiGUNE.
Nuria Gisbert CICenergiGUNE.

Nacida en Zaragoza, de madre riojana y padre catalán, Nuria Gisbert confiesa que le cuesta no hacer nada. Que durante el fin de semana pase bastantes horas delante del ordenador lo demuestra. Se reconoce como “la eterna estudiante” y ahora anda a vueltas con el coaching ejecutivo con el que está descubriendo “una nueva caja de herramientas para mejorar competencias que nos pueden ayudar tanto personalmente como laboralmente”. Su trayectoria es un fiel reflejo de ese no parar: Doctora en Dirección Empresarial, Conocimiento e Innovación; ingeniera industrial, con un master en Telecomunicaciones y Executive MBA por el Instituto de Empresa de Madrid. Desde 2015 es directora General de CIC EnergiGUNE, uno de los centros más importantes de Europa en almacenamiento de energía y miembro de la Basque Research & Technology Alliance -BRTA. Además, forma parte de la Junta Directiva de Innobasque y del Comité Científico Asesor del Consejo Vasco de Ciencia y Tecnología. Es también presidenta y miembro del Consejo de la primera spin-off lanzada por CIC energiGUNE, BCARE.

Durante su carrera universitaria solía decir que cuando se jubilara sería mentora “como una forma de devolver a la sociedad lo que la sociedad al principio de mi carrera me dio”, pero empezó antes de que llegara ese momento. En 2018 finalizó su tesis doctoral sobre este tema y siguió colaborando con el equipo de investigación del Instituto de Economía Aplicada a la Empresa de la UPV/EHU que investiga sobre el mentoring inter-organizacional con el que llevó a cabo su tesis. Asesora a más de 20 organizaciones interesadas en esta práctica de desarrollo  profesional y participa como formadora voluntaria en distintos programas, sobre todo vinculados a distintos colegios profesionales de ingenieros.

La capacidad de llevar a cabo muchas ideas que se generan en su cabeza es una característica que le acompaña de siempre. Recuerda que de pequeña quería ser ingeniera, médico y psicóloga, todo a la vez, y no duda en asegurar que “a este paso terminaré jubilada habiendo tocado los tres palos de alguna forma”. Ha hecho la carrera de ingeniería, el doctorado en mentoring y ahora está certificándome en coaching ejecutivo. ¿Y la medicina? Pues no la descarta para más adelante. Mientras llega ese momento, lee mucho “sobre una rama de la medicina que se está desarrollando en EEUU, que es la medicina funcional”. Cuando hace repaso de estos estos logros, es imposible que aquella profesora que con 9 años le dijo que “no sería nada en la vida” aparezca por su cabeza. Había llegado a Bilbao con 7 años, le estaba costando adaptarse al cole, y aquella sentencia le llevó a decidir “que me esforzaría 5 veces más si hacía falta, pero que iba a demostrar a esa profesora que podía con ello”. “Suelo llamarla mi gran anti-mentora, pero posiblemente sin esas palabras nunca hubiera llegado a recorrer el camino que me ha traído hasta aquí”, manifiesta. 

Su trayectoria profesional arrancó en Incoesa, una empresa familiar del sector de la energía, “en pleno relevo generacional”, en la que tuvo distintos puestos. “Mis primeros años fueron como 5 MBAs, uno detrás de otro, sin tregua”, asegura mientras ríe. Tras 12 años en la empresa privada, en 2012, empezó a dirigir el primer centro de investigación cooperativa: CIC microGUNE, antes de llegar en 2015 a CIC energiGUNE. A la hora de pensar en ese proyecto del que le gustaría formar parte, tiene claro que cualquiera que aúne “investigación, ingeniería y el desarrollo de personas” y para definirlo sentencia que le motiva “convertir los sueños en empresas viables”, algo que en CIC energiGUNE y a través de sus spin-off está haciendo. 

Han pasado unos años desde su llegada a CIC energiGUNE ¿qué se encontró y qué hay ahora?

Encontré un centro con un gran equipo de investigadores y también un área de gestión muy potente, con unas infraestructuras en el estado del arte. Un proyecto muy joven, de solo cinco años de andadura, pero con unas bases sólidas y un gran potencial. Aquel año, declaramos que queríamos convertirlo en uno de los cinco mejores centros de Europa en almacenamiento y a la vez conseguir alto impacto para nuestro tejido empresarial. Ahora estamos ya en el top 3 de los centros de nuestra especialización, algo que nos hace sentir especialmente orgullosos. 

Pese a ello, habrá mucha gente que no sepa de su existencia o incluso a qué se dedican…

Somos un centro de investigación focalizado en energía (baterías, soluciones de energía térmica e hidrógeno). Destacamos especialmente en el ámbito del almacenamiento de energía. El activo más valioso del centro son las personas. Contamos con más de 140 investigadores, y tenemos a cinco investigadores entre los 5 más influyentes del mundo según el ranking de Standford de 2020. Uno de ellos, el Profesor Michel Armand está vinculado al premio Nobel de Química 2019 y es el sexto investigador del mundo en el ámbito de energía. El Doctor Armand es autor de varias de las patentes de las actuales tecnologías de baterías de litio y además padre de las baterías de estado sólido con electrolito polimérico. 
Las baterías de estado sólido son una de las grandes fortalezas del centro y ya se utilizan en el ámbito del transporte pesado, concretamente autobuses, y entrarán en funcionamiento en las próximas generaciones de vehículos eléctricos entre 2025 y 2027.

El gasto interno en I+D de las empresas ha bajado y hay que ayudarlas para mejorar su posicionamiento en este ámbito

 

Con semejante carta de presentación habrá éxitos para destacar…

A nivel de Europa, en 2019 fuimos el centro del estado que más financiación captó y que más proyectos lideró, arrastrando a otras empresas y centros del BRTA. Con nuestra contribución ayudamos a que el estado quedase en tercera posición en la convocatoria de baterías. También estamos especialmente orgullosos de nuestra primera spin-off BCARE, que ofrece servicios y productos relacionados con el almacenamiento electroquímico y que está consiguiendo logros muy relevantes en sus dos primeros años de andadura.

¿En qué se trabaja ahora en CIC EnergiGUNE?

Acabamos de terminar nuestra última reflexión estratégica y estamos creando el área de tecnologías del hidrógeno. Nuestra visión es ser en 10 años un referente en esta tecnología, al igual que hace 10 años dijimos que seríamos un referente en baterías. 

Me quedo con el compromiso del lehendakari de incrementar un 6% el presupuesto anual de en I+D en esta legislatura

 

La pandemia ha demostrado la necesidad de apostar por la investigación y se demanda el 2% del PIB para investigación. Estando en un centro investigador, estará a favor… 

Me quedo con el compromiso del lehendakari de incrementar un 6% el presupuesto anual de en I+D en esta legislatura, así como con los retos establecidos en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación (PCTI) Euskadi 2030, que aspira a alcanzar, e incluso superar, la media europea de inversión de PIB en investigación (que actualmente es del 2,19%).

¿En Euskadi, en innovación e investigación, se vive una buena situación a nivel institucional?

Creo que el Gobierno Vasco se ha destacado históricamente por tener un compromiso muy fuerte con la I+D+i como forma de avanzar y reforzar al tejido empresarial. En los momentos de crisis, el País Vasco ha sido una isla, donde la investigación se ha seguido cuidando, mientras que en otras comunidades autónomas esto no ha sido así. Desde luego, hay que destacar el compromiso político que ha existido a lo largo de los tiempos en la I+D como forma de alimentar el futuro de Euskadi.

Cualquier opción energética que satisfaga la sostenibilidad económica, social y medioambiental debe tenerse en cuenta

 

¿Las empresas acompañan en este camino de la innovación?

Las empresas hacen sus esfuerzos, aunque este es uno de los grandes retos del PCTI 2030. El gasto empresarial interno en I+D de las empresas ha bajado del 1,14% al 1,04% entre los años 2009 al 2019. Y desde luego, los agentes del sistema, debemos y podemos ayudar a las pymes a mejorar su posicionamiento en este ámbito. 
Basquevolt, el proyecto industrial del Gobierno vasco y Cic EnergiGUNE para poner en marcha en Euskadi una planta de fabricación de baterías para los vehículos eléctricos, con una inversión de 700 millones de euros y siendo uno de los proyectos Next Generation, está llamado a marcar la diferencia…

Basquevolt es la iniciativa vasca para fabricación de celdas de estado sólido. Las celdas son el corazón del battery-pack o batería. Basquevolt podría suministrar celdas tanto a otras gigafactorías europeas que tengan previsto fabricar battery-packs como a otras iniciativas en España con los mismos intereses. La estimación de producción de Basquevolt en una primera fase serían 10GWh anuales de celdas de estado sólido para baterías. Busca seguir fortaleciendo la cadena de valor de las baterías de Euskadi, haciendo que esta sea una región referente en Europa. También busca fortalecer el posicionamiento de las empresas de Euskadi, que ya están en esta cadena de valor. Por supuesto se espera que Basquevolt genere un impacto económico positivo y muchos empleos. 

Cic EnergiGUNE también ha participado en la creación de la asociación LiPlanet. ¡No paran!

Como Centro de Investigación referente, nuestra actividad de posicionamiento es muy relevante no solamente para nosotros, sino para BRTA y para nuestras empresas colaboradoras. El objetivo de LIPLANET es convertir a Europa en una localización estratégica para la producción de baterías creando una red europea de plantas piloto de baterías de litio. 

El sector de la energía lleva mucho tiempo en el debate político y público con la transiciónenergética, las renovables, las diferentes opciones energéticas… ¿en qué momento diría que estamos?
Por lo menos hemos avanzado. Creo que ya todos tenemos asumido que el cambio climático no está en cuestión. Lo que no se si estamos todavía asumiendo es que el cambio climático no espera y que debemos afrontarlo desde la triple sostenibilidad, económica, social y medioambiental. Cualquier opción energética que entre dentro de este esquema, satisfaciendo de forma suficiente esta triple hélice de la sostenibilidad, debería ser tenida en cuenta en mi opinión.

La implantación de parques eólicos está generando controversia sobre todo dónde se quieren implantar, por su impacto…. ¿Cómo se puede conjugar los diferentes intereses? 
Difícil cuestión. Creo que con generosidad y sentido común. Todos sabemos que las renovables son claves en la transición energética. Por supuesto que hay que buscar que el impacto sea mínimo y para velar por ello están las administraciones, y la ciudadanía para exigir ante la administración que la legislación se cumpla. Con dialogo y voluntad se pueden conseguir muchas cosas, hay espacio para negociar y para llegar a compromisos. Lo que no apruebo como ciudadana es ningún acto de vandalismo de ningún tipo, creo que no es el camino.

Euskadi y su sector de la energía está sabiendo aprovechar la oportunidad de la economía verde

 

También parece que hay empresas buscando suelo en Euskadi, sobre todo el Álava, para invertir en huertos solares… ¿La energía verde es un campo que puede atraer mucho movimiento económico a Euskadi?

La economía verde es una oportunidad para crear millones de puestos de trabajo en toda Europa. Y Euskadi y su sector de la energía, que históricamente ha sido uno de los más fuertes, está sabiendo aprovechar esta oportunidad. Por suerte tenemos una administración que apoya a través del ente vasco de la energía (EVE) y que está haciendo un gran papel en el sentido de la colaboración público-privada. Hay que destacar también el papel del clúster de energía, donde además se están abordando las oportunidades de generación de empleo y formación de talento para los futuros “green Jobs” y de la colaboración de universidades, empresas y otros agentes.

Entre huertos solares y parques eólicos, Álava está en el punto de mira 

A mí siempre me gusta ver las oportunidades. Creo que Álava, tal y como se está demostrando, está muy bien posicionada para acoger el necesario despliegue de renovables. Además Álava tiene ya un rico ecosistema en el ámbito del almacenamiento de energía, las baterías y la electrónica de potencia con empresas de mucha trayectoria como Cegasa, AEG, Amopack, Zigor, etc. Por otro lado, tenemos empresas referentes en el ámbito de la automoción y la movilidad y el transporte como Mercedes, Michelin y Talgo. Álava está en una localización geográfica estratégica y con unas infraestructuras bien dotadas. Sin olvidar que la Diputación está muy comprometida con el desarrollo del territorio, de su industria y de su sociedad abordando la transición energética como clave del desarrollo industrial sostenible. 

La implantación fallida en Euskadi de la planta de electrolizadores que finalmente se va a  Guadalajara ¿es un golpe a la competitividad de Euskadi en el campo del hidrógeno verde? 
Estoy segura que habrá nuevas oportunidades de generar industria alrededor de la generación de hidrógeno verde por distintas vías, incluidas la electrólisis, pero hay otras… y también en el desarrollo de nuevas generaciones de pilas combustible. Y nuestra visión como centro es poder contribuir a la generación de algunas de esas oportunidades. No digo que vaya a ser en un futuro inmediato, pero si declaro que está en nuestra visión.

Álava está muy bien posicionada para acoger el necesario despliegue de renovables

 

Demuestra también que la lucha por proyectos energéticos entre comunidades va a ser feroz. ¿Qué ventajas ofrece Euskadi?

Como ya he comentado antes, un ecosistema industrial fuerte, con un sector de la energía muy destacado, con compromiso de la Administración y del EVE, con un clúster de la energía que es una referencia a nivel europeo y con una red de agentes científico tecnológicos donde me gustaría volver a destacar al Basque Research & Technology Alliance (BRTA) porque creo que uno de los ámbitos donde somos más competitivos en Europa es claramente en energía.

¿En los proyectos del coche eléctrico y sus baterías CIC EnergiGUNE y las empresas vascas tienen mucho que decir?

CIC energiGUNE puede decir mucho. Trabajamos con muchas OEMs internacionales y también muchas empresas vascas, bien dentro del marco europeo de investigación, bien con contratos  privados. Y nuestra apuesta es seguir ayudando a las empresas vascas que tienen intereses actuales y futuros en las oportunidades que se despliegan en el campo de las baterías. Y no solo en el campo de la movilidad eléctrica, también en el campo del almacenamiento estacionario, la segunda vida, el reciclaje…. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados