Pásate al MODO AHORRO

La oferta de Adeslas pone al presidente de la PAI al borde de la dimisión

La plataforma que agrupa a los médicos que han liderado la posición de vender "a precio de mercado" atraviesa diferencias originadas en su presidente, Eduardo Zavala, para posicionarse sobre la oferta de Adeslas para hacerse con el 50% del IMQ

IMQ en Zorrozaurre / EP
IMQ en Zorrozaurre / EP

Los accionistas que buscan la venta de sus acciones del IMQ a un "precio de mercado", agrupados en PAI, afrontan divididos la oferta que ha presentado Adeslas para hacerse con el 50% de la entidad. La entidad aseguradora ha planteado comprar por 255.000 euros cada paquete de acciones a los médicos que manifiesten su deseo de vender. Es la única posibilidad que la dirección del IMQ presentará para votar en la Junta de Accionistas el día 30 de junio. La otra alternativa, es la que defienden los médicos contrarios a "ceder a Adeslas el control" de la entidad, asociados en Ademi, y que plantean comprar las acciones a los médicos que quieran salir con los recursos del propio Igualatorio a un precio de 260.000 euros por cada paquete accionarial. Ademi ha rechazado frontalmente la oferta de Adeslas porque supone una "venta encubierta" del IMQ. Eso hace que todas las miradas se centren en los médicos de la PAI. Según han confirmado fuentes de esta plataforma a ´Crónica Vasca´, las posiciones no son unánimes. Empezando por su presidente, Eduardo Zavala, fuertemente implicado en construir un acuerdo de venta con Adeslas. Tras una tensa reunión de la dirección de la asociación ayer, Zavala ha señalado que votará en contra de la propuesta de Adeslas con las actuales condiciones y hasta que "no nos expliquen exhaustivamente la letra pequeña". Un posicionamiento en el que reprocha también a la dirección del IMQ el modo en en que ha llevado la negociación y que le deja al borde de presentar su dimisión como dirigente de la PAI si la posición de esta es la de apoyar la oferta actual de Adeslas sin matices. 

El próximo 16 de junio los médicos agrupados en la PAI, partidarios de vender a un precio de mercado y de analizar la oferta de Adeslas, fijarán su posición de cara a la votación clave del día 30 de junio y a la que ambas posiciones llegan con las fuerzas muy igualadas. Pero así como en Ademi, la posición es unánime, no ocurre lo mismo en la PAI. Una parte de los médicos cree que el precio ofrecido por Adeslas es "mejorable" y ven en la propuesta de la aseguradora gestionada por Caixabank y Mutua Madrileña "un absoluto misterio" en aspectos como el modo en que será la primera compra o cuando se producirán las siguientes adquisiciones de acciones a médicos que quieran salir del IMQ. Son datos en los que se apoyan para defender una postura de arranque de negociación tanto en precio, como en condiciones y que, hasta que no se expliquen todos los detalles no convencen a un grupo destacado de estos accionistas. En el sentir pesa también un cierto resquemor con las "formas" de la dirección del IMQ a la que se reprocha cierto "ocultismo" en el modo de llevar la gestión de la oferta, así como la imposibilidad de acceder a la información. 

Se complica la mayoría para respaldar la venta Adeslas en la Junta de Accionistas

En estas circunstancias se hace cada vez más complicado que se conforme una mayoría en la Junta de Accionistas del IMQ que respalde la oferta presentada por Adeslas. Por un lado, Ademi ha anunciado su oposición frontal y sus representantes rondan el 50% de los accionistas. Si a este punto se añade una posición no unánime en la PAI, la propuesta que la dirección del IMQ someterá a votación para vender a Adeslas se complicaría el futuro.  

La dirección del IMQ ha analizado la propuesta de Adeslas y ha decidido que es la única viable que hay encima de la mesa para comprar las acciones de los médicos del IMQ que han mostrado su voluntad de vender sus paquetes accionariales. La compañía de Caixabank y Mutua Madrileña ofreció la semana pasada comprar paquetes accionariales a 255.000 euros con el compromiso de mantener la sede social del Igualatorio en Bizkaia, no superar el 50% de las acciones de la aseguradora y mantener el modelo de la entidad. En frente estaba la opción de otros accionistas que no quieren que Adeslas aumente su porcentaje de control en el IMQ y que defendían pagar hasta 260.000 euros a los médicos que quieren vender, pero con cargo al patrimonio de la entidad en una operación de autocartera. Para ellos esta oferta es una venta encubierta del IMQ.

Adeslas, propietaria del 45% del IMQ, ha hecho oficial su oferta para hacerse con el 50% de la entidad médica privada más importante de Euskadi. La aseguradora de Caixabank y Mutua Madrileña que mantiene conversaciones con la dirección del IMQ desde hace varios meses ha concretado su oferta para incrementar su posición en la entidad comprando los paquetes accionariales a los médicos que han manifestado su deseo de vender. Tras el peritaje judicial que fijó cada uno de los paquetes accionariales en 246.286 euros, Adeslas ha fijado su oferta en 255.000 junto al compromiso de no superar el 50% de las acciones, mantener la sede social en Bizakia, así como el modelo y el empleo. La PAI llegó a fijar el precio de cada paquete accionarial entre 274.000 y 302.000 euros.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído