Pásate al MODO AHORRO

La operación de ITP bloquea el fondo de inversiones empresariales del Gobierno vasco

El Ejecutivo creó la sociedad para gestionar las inversiones en compañías estratégicas el pasado mes de abril, pero todavía no ha concretado ninguna operación con los 165 millones de euros que tiene

Consejera Arantxa Tapia. EP
Consejera Arantxa Tapia. EP

Tres meses después de que el Gobierno vasco constituyera la sociedad que da forma jurídica a Finkatuz, el fondo para realizar inversiones en empresas estratégicas del País Vasco, la entidad todavía no ha concretado ningún movimiento. La situación de ITP Aero es una de las causas que ha llevado al Gobierno a permanecer en alerta sin ejecutar las posibles inversiones. Y es que, como ha explicado en alguna ocasión la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, las operaciones sensibles pueden requerir un movimiento importante de capital en un momento determinado y "es necesario tener esa disponibilidad". 

El pasado 13 de abril el consejo de Gobierno aprobaba la creación de la sociedad Finkatuz que cuenta con 165 millones de euros y que el Ejecutivo señaló tiene la intención de seguir dotando hasta alcanzar los 300 millones. El fondo está gestionado entre el departamento de Desarrollo Económico, dirigido por Arantxa Tapia, y el de Economía y Hacienda a cargo del consejero Pedro Azpiazu. Portavoces de Economía y Hacienda confirmaron a 'Crónica Vasca' que para comienzos de verano se esperaba contar con un listado de empresas sobre las que tomar ya decisiones de inversión. 

Pero la situación actual de ITP Aero, en plenas negociaciones con los fondos de inversión, Bain Capital y Cinven, que están interesados en comprar la compañía, está condicionando la activación de Finkatuz. Rolls Royce ha puesto a la venta ITP con el objetivo de obtener una cantidad en torno a los 1.500 millones de euros. Se trata de una operación de gran dimensión en la que el Gobierno vasco ha manifestado en numerosas ocasiones su interés en participar tomando parte del capital con el nuevo propietario si con eso asegura el proyecto industrial de ITP y su arraigo en Euskadi.

Papel estratégico de ITP en Euskadi

ITP tiene un papel estratégico para la industria vasca, por su volumen, el empleo que genera y también por el sector de operación, la gran cantidad de proveedores en los que se apoya del tejido industrial vasco y el alto componente en I+D e innovación. Se trata de un conjunto de elementos que dan a la operación una entidad suficiente como para ser el movimiento corporativo más importante en las empresas del País Vasco de los últimos años. 

Pero, a su vez, el volumen de la operación es muy importante, de ahí que si el Gobierno vasco quiere tener alguna oportunidad debe mantener intactos los fondos de Finkatuz para poder influenciar. De momento, en la operación de ITP, la capacidad de veto de la que goza el Gobierno de España por los intereses estratégicos para Defensa que desempeña la aeronáutica con sede en Zamudio, está condicionando la operación. Desde el Ministerio de Industria se ha puesto la exigencia de que los nuevos dueños de ITP tengan "caraácter nacional", pero es complejo encontrar empresas del sector que cumplan los requisitos y tengan capacidad financiera. De momento, los gobiernos central y vasco están manteniendo contactos con Rolls Royce y Bain Capital y Cinven para tratar de buscar una solución. 

Objeciones desde la patronal

Desde la patronal vasca, el director general de SEA-Empresas Alavesas, Juan Ugarte, no veía tan interesante la opción del Gobierno vasco para tomar participación en esta u otras operaciones. Esta misma semana, Ugarte, señalaba en 'Crónica Vasca' que operaciones como las de ITP tienen tal volumen que el dinero con el cuenta el Ejecutivo "es insuficiente para influenciar" y señalaba también que "no se podían puertas al campo" en las operaciones empresariales. 

El caso es que el fondo sigue a la espera de la oportunidad, un evento que sigue condicionado a la resolución del proceso de ITP, que fuentes conocedoras del proceso señalan podría presentar avances en las próximas semanas. Finkatuz tomará participaciones en empresas que tengan, al menos, 100 millones de euros de facturación y cuenten con más de 50 trabajadores. Además, las compañías deberán tener la sede en Euskadi y quedan descartadas las que estén en "crisis". Los sectores que centrarán la mirada del Gobierno son áreas estratégicas como la aeronáutica, la alimentación, la automoción, las biociencias, los contenidos digitales, la ecoindustria, la energía, la maquinaria, los productos e instalaciones siderúrgicas, las tecnologías electrónicas y de la información y los transportes, movilidad y logística. En cuanto a la duración de la inversión, el Gobierno realizará esta toma de acciones en las compañías con vocación de estabilidad, aunque no se fija un periodo mínimo, ni máximo. 

El fondo se completa la participación que el Gobierno tiene en ABE Capital Partners

Este fondo, Finkatuz, cuenta con 160 millones de euros. Pero el Ejecutivo cuenta con otra dotación de 17 millones con el mismo objetivo: tomar participaciones en empresas estratégicas. Además, el Gobierno vasco, destinó 12 millones de euros al fondo de capital riesgo Abe Capital Partners en diciembre de 2019. Una inversión que todavía sólo se ha concretado en la toma de participación de una empresa domiciliada en Castilla y León. En total, suman 190 millones de euros a los que se añadirán otros 140 millones con los que se pretende elevar el programa Finkatuz a 300 millones de euros al final de la legislatura. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados