Pásate al MODO AHORRO

La PAI se aferra al peritaje judicial del IMQ para empezar a vender cuanto antes

Los médicos partidarios a vender a un precio "real" evaluaron cada paquete accionarial entre 274.000 y 302.000 euros, más cerca de los 246.000 fijados por el peritaje judicial

Clínica IMQ Zorrozaurre. / EP
Clínica IMQ Zorrozaurre. / EP

La situación del IMQ, a la espera de la Junta General de Accionistas que podría desatascar la situación, gira en torno a la valoración de la empresa que ha surgido del peritaje judicial y que se establece en 288 millones de euros, por lo que cada uno de los 1.169 paquetes de acciones estarían valorados en 246.286 euros. Es la cifra que ya anunció la semana pasada la dirección del Igualatorio que tomaba como referencia para considerar cualquier operación de venta y que también ha empujado a los médicos asociados a la PAI (Plataforma de Accionistas del Igualatorio) a utilizar como argumento para avanzar y activar una proceso de venta que la dirección ya negocia con Adeslas, que tiene un 45% de la entidad. La PAI manejaba un precio de referencia por cada paquete accionarial de entre 274.000 y 302.000 euros. 

Los médicos asociados en la PAI representan, en su mayoría, al colectivo de accionistas que ha desarrollado su trayectoria profesional en el IMQ y que durante su carrera profesional no han sido solo trabajadores de la compañía, sino que han ligado su patrimonio al destino de la entidad. Por eso reclaman ahora la posibilidad de vender sus acciones a un "precio de mercado", sin renunciar a una plusvalía que han contribuido a crear en el IMQ. El problema hasta ahora había sido fijar el precio. La anterior dirección del IMQ, encarnada en Pedro Ensunza, fijó el "valor razonable" en 99.000 euros por el paquete accionarial que tiene cada uno de los accionistas. Un punto de partida que no convenció a los asociados a la PAI. Ahora un peritaje judicial ha fijado el valor de cada lote de acciones en 246.286 euros, cifra que la dirección ha marcado como suelo para analizar cualquier oferta, tal y como informó en una circular la pasada semana. 

Para la PAI, esta valoración es un espaldarazo a sus posiciones y a un relato en el que denunciaban un intento de reducir el valor del IMQ. La nueva cifra obliga a los actores a resituarse en el escenario y los médicos partidarios de vender a un "precio de mercado" plantean acelerar el proceso y desatascar la situación en la próxima Junta que ha de celebrarse no más tarde de junio. 

El IMQ afronta un proceso de venta de acciones que tiene dos alternativas: una es que Adeslas, que cuenta ya con un 45%, compre más títulos reforzando su posición en el accionariado, y la otra es que se emplee el propio patrimonio del IMQ para comprar a los socios que quieren salir en una operación de autocartera que mantenga el equilibrio actual de los accionistas. El precio que se fije para la operación es el primer condicionante y la actual dirección encabezada por Begoña Astigarraga ya ha dejado que no someterá a votación nada que baje de 246.286 euros. Una referencia que la PAI impulsa recordando que según el análisis del banco de inversiones Arcano, el valor del paquete accionarial estaría entre 274.000 y los 302.000 euros. 

Ademi defiende una operación de compra con patrimonio propio de la entidad

En frente, Ademi, que representa a médicos más jóvenes y que defienden que se puede realizar una operación de autocartera para afrontar la compra de acciones con el patrimonio del IMQ cuestionan la valoración del peritaje judicial porque inciden en que el valor de las acciones cambia en función de si las que se venden sirven o no para cambiar las mayorías. En cualquier caso, se muestran contrarios a que los médicos pierdan la mayoría accionarial cediendo la posición a Adeslas. . 

La dirección del IMQ ha señalado que no venderá a Adeslas sin respaldo de la Junta

La dirección, por su parte, ha asegurado que en los contactos con la aseguradora propiedad de Caixabank establecerá unas garantías de arraigo y de respeto al modelo del IMQ que permitan su pervivencia y que no tomará ninguna decisión sin el respaldo de una Junta de Accionistas que los accionistas agrupados en Ademi y PAI preparan tatando de sumar adhesiones. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados