Pásate al MODO AHORRO

La pandemia dispara en Euskadi la compra de sistemas de seguridad en las segundas viviendas

Empresas de seguridad cifran en un 40% el incremento en la venta de alarmas y sistemas de vídeo entre los clientes vascos en 2020 por las restricciones en la movilidad que impiden visitar las segundas viviendas

Vista de las marismas de Noja, uno de los municipios cántabros donde cientos de vascos tienen su segunda vivienda. EP
Vista de las marismas de Noja, uno de los municipios cántabros donde cientos de vascos tienen su segunda vivienda. EP

Carlos es conserje en una urbanización de Laredo (Cantabria). Esta semana ha abierto la puerta del portal a un empleado de una conocida empresa de seguridad. Ha sido contratada por la comunidad, que desea instalar un sistema de cámaras junto a las tres puertas de acceso a los portales de un mismo bloque, que da a un pequeño y coqueto jardín junto a una pista de tenis en primera línea de playa. "Durante la pandemia, solo una pareja de jubilados ha vivido a diario en toda la urbanización, el resto de los pisos están vacíos incluso los fines de semana y los puentes, que era cuando venían sus dueños", explica el conserje a 'Crónica Vasca'. La pandemia, o más bien las restricciones en la movilidad adoptadas para frenar la propagación del virus, ha hecho que numerosos propietarios de segundas viviendas hayan optado por contratar los servicios que prestan las empresas de seguridad para mantener vigiladas sus propiedades. Hasta el punto de que la venta e instalación en Euskadi de sistemas de seguridad se ha disparado entre un 30 y un 50% en las segundas viviendas, según los cálculos de las empresas que ofrecen este tipo de servicios consultadas por este diario.

El testimonio del conseje del municipio cántabro refleja los efectos de las restricciones de movilidad. Los propietarios de estos pisos, muchos de ellos vascos, no pueden viajar en este caso a Cantabria por estar confinados en Euskadi. Tampoco podrán hacerlo en Semana Santa. Sin embargo, el caso de esta urbanización es en cierta manera especial, pues la mayoría de los propietarios de segundas viviendas no cuentan con la figura del bedel, que permite controlar a diario el flujo de personas que entran y salen de la urbanización. "Ha habido un incremento continuo en la venta de alarmas, cámaras y dispositivos de grabación", explica Javier Izaguirre, de la empresa 'Segurma', que calcula que el incremento en la venta de dispositivos de seguridad en 2020, con respecto a 2019, ronda el 50% entre sus clientes vascos.

Este mes de febrero hemos tenido muchas ventas porque se ha generado incertidumbre en torno a la movilidad en el futuro

"La demanda ha sido continua desde que acabó el verano", explica Izaguirre, cuya empresa ha detectado tres picos en el incremento de las ventas. "El primero fue en septiembre, cuando acabaron las vacaciones, el segundo en noviembre por las restricciones y los cierres perimetrales en comunidades como Cantabria, y el tercero ha sido el pasado mes de febrero, por la incertidumbre que se ha generado en torno a la movilidad en el futuro", explican desde 'Segurma'.

Desde 'Securitas Direct', una de las grandes empresas de seguridad que cuenta con 1,5 millones de clientes, confirman que 2020 fue un año "muy positivo", al igual que los primeros meses de 2021. Fuentes de esta empresa, especializada en alarmas conectadas a una central receptora, aseguran que la demanda "fue constante" a lo largo de todo el año. "Existe una necesidad de protección, no solo para proteger nuestra vivienda habitual, sino, y muy especialmente, en estos momentos en los que no podemos viajar, para proteger segundas residencias, cuya demanda se ha incrementado en más del doble los últimos meses", calculan fuentes de esta empresa, en la que trabajan unos 8.400 profesionales.  

Controlar a distancia la segunda vivienda

Un caso similar ha vivido la empresa 'Alarmas para Casa', con sede en Gipuzkoa y especializada en la venta por internet. "El incremento ha sido gradual, comenzó hace unos años con el tema de los ocupas, y ahora se ha sumado el no poder desplazarse a la segunda vivienda por estar confinados", explica Enrique Pérez, uno de los socios de la empresa. "El incremento lo hemos notado a lo largo de todo el año, en segundas viviendas que nuestros clientes tienen por toda España", explica Pérez, cuya empresa ha incrementado "un 30%" las ventas en 2020 en relación con el año anterior. Entre los sistemas de seguridad instalados destacan las cámaras conectadas a internet que "muestran el vídeo en directo, se conectan con el movimiento y guarda las imágenes en un servidor". "Para nosotros, el año 2020 ha sido muy bueno", reconoce Nacho Durán, de 'Seguricom'. "El temor a los ocupas venía ya de 2019, pero se ha incrementado exponencialmente en 2020 por las restricciones en la movilidad", explica Durán, que señala que hoy en día "la tecnología nos permite controlar a distancia la segunda vivienda", y cifra en torno al 30 y el 40% el incremento de ventas de su empresa en un año marcado por las restricciones en la movilidad.

Destacados
Lo más leído