Pásate al MODO AHORRO

La pizzería del polémico empresario americano 'Papa John’s' prepara otra apertura en Euskadi

La cadena de restaurantes abrirá 25 nuevos locales por el norte de España, tres años después de que su criticado fundador abandora la compañía

John Schnatter, fundador de la cadena de pizzerías Papa John's.
John Schnatter, fundador de la cadena de pizzerías Papa John's.

Papa John's pisa el acelerador de su crecimiento en España con la apertura de 25 nuevos locales por toda la zona norte. El cadena de pizzerías ha sellado un acuerdo en exclusividad para Bizkaia, Galicia, Asturias y Cantabria con Quick Service Restaurants North, una sociedad en manos de las familias Salazar, Cosmen, Tartiere y Jardón, y que tiene a Joaquín Menéndez, exdirector de operaciones de Papa John's, como consejero delegado. Todas las aperturas se producirán a lo largo de los próximos cinco años y las primeras serán en Bilbao y Oviedo en el primer semestre de 2022. La sociedad creará 560 puestos de trabajo e invertirá unos siete millones de euros en todo el proyecto.

Con este nuevo local, Papa John's ya tendrá dos pizzerías en Euskadi, ambas dos en Bilbao. La primera de ellas se encuentra actualmente en la Avenida Askatasuna del barrio de Miribilla. El potente plan de expansión planteado a finales de 2020 para España pasaba por abrir 90 restaurantes en tres años, 60 propios y 30 franquiciados, y triplicar el empleo hasta llegar a los 4.000 trabajadores, poniendo el foco en Andalucia y en toda la zona norte.

Papa John’s entró en España de la mano del magnate chileno Nicolás Ibáñez Scott en 2015. Desde entonces, la compañía ha ido creciendo poco a poco con una estrategia basada en la diferenciación frente a sus rivales (Telepizza y Domino's) hasta alcanzar los 73 restaurantes a cierre de 2020. Sin embargo, el verdadero padre de estas pizzas es el empresario estadounidense John Schnatter, a quien también conocen como 'Papa John', apodo que luego emplea para la marca.

Siempre envuelto en polémica

Este magnate pizzero posee, según Forbes, más de mil millones de dólares y desde 2018 ya no forma parte de la empresa. Hace ya más de tres años, Schnatter tuvo que renunciar a la presidencia tras un comentario racista en un curso de formación cuando llamo "negros" ('niggas', en inglés) a los afroamericanos. Pero la polémica ya venía de antes.

En 2017 tuvo que dejar su cargo de director ejecutivo después de que atacase a los jugadores de la NFL culpando a la liga estadounidense de fútbol americano, a la cual patrocinaba, por las bajas ventas de sus pizzas. Lo que, de acuerdo con sus palabras, se había producido después de que algunos jugadores decidieran arrodillarse, durante el himno nacional, para protestar contra la discriminación racial. A todo esto hay que sumarle que en 1999 fue acusado de acosar a una mujer y en 2009 llegó a los tribunales por "conducta sexual indebida".

Todas estas polémicas causaron estragos en las ventas de pizzas y desde la renuncia de Schnatter, la compañía ha empeñado todos sus esfuerzos en demostrar que se toma muy en serio la cuestión racial. La imagen, concretamente el rostro, del polémico empresario ya ha desaparecido por completo de las campañas de publicidad y de las cajas de pizza, y aunque por el momento mantiene el nombre original, la compañía ya ha anunciado que lo está analizando. Su marcha hizo remontar las ventas de estas pizzas.

Desde su salida, el empresario americano ha sido duramente criticado por la ostentación que muestra en sus redes sociales. Durante la cuarentena empezó a colgar numerosos videos en TikTok donde enseñaba su mansión en Kentucky, su lujosa colección de coches 'vintage' y también su helicóptero. Imágenes que no hicieron nada de gracia a gran parte de los usuarios por su "opulencia, y menos durante una crisis humanitaria".

Luchar contra otros gigantes de la pizza

Papa John’s se presentó en el sector español de las pizzas copado por sus dos rivales con un producto diferenciado: pizzas acompañadas por una guindilla y salsa de ajo. Para esta compañía, el secreto no solo está en la masa, sino en todos los productos. Cuando la compañía estadounidense llegó a España para luchar contra Domino’s o Telepizza “vimos que podíamos ofrecer algo diferente”, como “un producto con ingredientes frescos y una masa que no esté congelada”, explican desde la empresa.

De hecho, a principios de 2020 lanzaron una de las primeras pizzas veganas del mercado y continúan diseñando novedades en el surtido, entre las que no se descartan las pizzas para celiacos. Además, a raíz de la pandemia, y en plena desescalada, rescató la política de entregar pizzas en parques y calles en ciudades como Bilbao, Madrid, Barcelona, Valencia o Gijón.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados