Pásate al MODO AHORRO

Los accionistas de la estadounidense PNM aprueban su integración en Iberdrola por 7.000 millones

El 'holding' energético estadounidense se fusiona con la filial Avangrid

Sede de Iberdrola en Bilbao / Iberdrola
Sede de Iberdrola en Bilbao / Iberdrola

Los accionistas de la estadounidense PNM han aprobado este viernes su fusión con Avangrid, filial de Iberdrola. Una operación de unos 7.000 millones de euros (8.483 millones de dólares) de la que surgirá una de las mayores eléctricas de Estados Unidos, según ha informado la agencia Efe.

Según ha detallado el holding energético PNM Resources en un comunicado, la operación ha sido aprobada por el 93 % de los accionistas representados en la junta extraordinaria celebrada para votar sobre esta operación, anunciada el pasado octubre.

Ese nivel de apoyo supone un respaldo del 70 % del accionariado, que recibirá 50,3 dólares en efectivo (41,5 euros al cambio actual) por cada título de la eléctrica, con particular presencia en los estados de Nuevo México y Texas. Así, Iberdrola desembolsará aproximadamente 4.317,5 millones de dólares (3.561,5 millones de euros).

Según informado el pasado octubre la compañía española, el valor de empresa de la operación, incluida deuda, es de aproximadamente 8.300 millones de dólares, que por entonces equivalía a más de 7.000 millones de euros, aunque ahora ese valor ronda los 6.850 millones.

La operación consiste en que Avangrid, participada en un 81,5 % por Iberdrola, adquirirá el 100 % del capital de PNM, que cotiza en Nueva York, aunque es la matriz la que se ha comprometido a aportar todos los fondos necesarios. La integración de PNM en Avangrid dará lugar a una de las mayores compañías del sector norteamericano, al contar con diez eléctricas reguladas en seis estados (Nueva York, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo México y Texas), y en el tercer operador de renovables de EE.UU. con presencia en 24 estados.

La nueva empresa tendrá más de 40.000 millones de dólares (33.000 millones de euros) en activos, un resultado bruto de explotación (ebitda) de 2.500 millones de dólares (2.060 millones de euros) y un beneficio neto de 850 millones de dólares (700 millones de euros).

Los puntos de suministro gestionados serán más de 4,1 millones, a los que hay que sumar más de 168.000 kilómetros de redes y 10,9 gigavatios (GW) de capacidad instalada. La operación ahora está pendiente de las autorizaciones regulatorias preceptivas por parte de las autoridades federales y estatales pertinentes de EE.UU., entre otras condiciones habituales en este tipo de operaciones

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados