Pásate al MODO AHORRO

La presencia de empresas con intereses en Francia frena el aerofondo español

La CNMV analiza el aerofondo que será gestionado por ACE Capital, un fondo con participaciones en hasta 13 empresas aeronáuticas lo que podría generar incompatibilidades en el reparto de los 100 millones de euros con los que está dotado

Aeropuerto de Loiu, Bizkaia/ EP
Aeropuerto de Loiu, Bizkaia/ EP

El gestor del aerofondo que han establecido el Gobierno de España y Airbus para canalizar las ayudas al sector aeronáutico es un agente fundamental de esta industria en Francia y cuenta con numerosas participaciones en compañías que son competencia de las que pueden recibir ayudas en España. Un punto que está atascando el análisis que la CNMV está realizando de esta herramienta que tiene como objetivo ayudar a la estructura aeronáutica con menos capacidad financiera para aguantar la crisis. El caso es que este fondo que se anunció el pasado verano y que se esperaba tener en marcha el pasado mes de enero sigue sin llegar, mientras las restricciones de movilidad y las nuevas olas de contagio no ayudan a reactivar la aeronáutica, sino todo lo contrario. 

El aerofondo es una herramienta que espera el sector aeronáutico como un balón de oxígeno para hacer frente al parón de los pedidos. Se trata de un fondo encaminado a inyectar dinero a empresas proveedoras de segundo nivel (Tier 2 e inferiores), son compañías que trabajan para las grandes, en Euskadi Aernnova, Aciturri o ITP, y que están acusando la caída en los pedidos que atraviesa el sector desde la pandemia. Una crisis que pueden afrontar con menor capacidad financiera y que compromete su viabilidad. Es por ello que el Gobierno de España, através de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y del principal constructor europeo, Airbus, han constituido este aerofondo con 100 millones de euros destinados a ayudar a estas empresas del segundo escalafón del sector. 

Ayudas a través de préstamos participativos o con compra de acciones

Se trata de una reivindicación de las empresas que venían planteando desde hace tiempo y un recurso que lleva años funcionando en países como Francia o Alemania. La inyección económica a las compañías se canalizará a través de dos vías: préstamos participativos o directamente con la toma de participaciones en las empresas. Y es precisamente ahí donde ha surgido la cuestión que analiza la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El gestor del aerofondo establecido por el Gobierno de España y Airbus es ACE Capital Partners, un fondo que cuenta con participaciones en 13 empresas del sector solamente en Francia y que pueden generar incompatibilidad con las aeronáuticas españolas. 

El regulador de los mercados analiza en estos momentos la naturaleza de la herramienta de inversión que gestionara ACE, una entidad presidida por el que fuera vicepresidente de Airbus, Marwan Lahoud, y que gestiona actualmente también el aerofondo de Francia además de tener numerosos intereses en el sector. Uno de sus socios operativos es Domingo Ureña que es, además, presidente de Mecanizados y Montajes, una de las empresas Tier2 que operan en España. Son por lo tanto varias las salvedades que debe estudiar la CNMV.

Euskadi ofreció aportar al aerofondo

El fondo está dotado con 100 millones de euros y el Gobierno ya ha anunciado que está previsto estudiar futuras ampliaciones. Así lo ha anunció cuando anunció el pasado mes de febrero el Plan de Choque de la Aeronáutica en el encuentro con el presidente de Airbus en la Moncloa. El Gobierno vasco, a través del departamento de Desarrollo Económico que dirige Arantxa Tapia, ofreció aportar también dinero para la dotación del aerofondo. Una propuesta que quedó sin respuesta. En cualquier caso, el Ejecutivo vasco ha anunciado esta semana que para verano analizará las primeras compras de acciones de empresas estratégicas con dinero público, operaciones en las que el sector aeronáutico ocupará un papel destacado. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados