Pásate al MODO AHORRO

El presidente de Sidenor insiste en una fusión del sector siderúgico vasco

Jainaga cree que "ser más grandes" es la única forma de competir en un mercado complejo agravado por las exigencias medioambientales y el coste energético

Jainaga, en primer término, durante la jornada. /EP
Jainaga, en primer término, durante la jornada. /EP

El presidente de Sidenor ha insistido hoy en una vieja propuesta: la fusión de las principales siderurgias vascas para poder competir en un mercado cada vez más complejo. José Antonio Jainaga, ha aprovechado su participación en una mesa redonda en el marco de una jornada organizada por Norbolsa y Desusto Business School sobre los retos de recuperación para reiterar una propuesta de unión, que según ha recordado lleva años trasladando al sector "con nulo éxito".

Jainaga cree que la única forma de que las empresas siderúrgicas vascas que tiene "centro de decisión aquí" puedan competir en el mercado y afrontar los retos es "ser más grandes" para poder, entre otras cosas "reducir los costes fijos", y poder afrontar los "grandes esfuerzos inversores" que se exige a estas empresas, entre otras cosas para afrontar la transición energética y reducir las emisiones de CO2.

Jainaga lleva realizando esta propuesta desde 2019, la primera vez, que lo lanzó en público, e insistió en ella en 2020 en el marco de un foro empresarial. Una propuesta que implicaría a empresas como  Tubacex, Tubos Reunidos o la siderúrgica Olarra.

El presidente de Sidenor cree que sería una fórmula para poder hacer frente a los grandes retos del sector, entre los que ha señalado, además del elevado coste energético, las exigencias medioambientales y la evolución del coche eléctrico.

Ha recordado que además, la industria siderúrgica vasca lleva en progresivo declive desde hace años y si hace una década era el  40% del conjunto nacional, "ahora no es más del 20%", ha lamentado.

En ello, ha considerado que influyen los costes salariales y la elevada conflictividad laboral -ha recordado los casi ocho meses de huelga en Tubacex- , que "supone un problema de fondo terrible para atraer inversiones", y el hecho de que los centros de decisión se alejan de Euskadi, y  "en muchas de las decisiones ya no es el corazón lo que prima".

Elevadas exigencias medioambientales solo para Europa

Jainaga ha criticado las elevadas exigencias medioambientales para la industria siderúrgica europea, cuando se permite que entren otros productos fabircados en otros países en los que no existen las mismas restricciones, como Estados Unidos, China o India. En este sentido, ha recordado que "Europa supone el 10% de las emisiones de CO2 del mundo y quiere arreglarlo ella sola. Y eso tiene consecuencias para la industria", ha lamentado.

Además, ha criticado que se está especulando con los derechos de emisiones de CO2 para subir el precio, lo que esta llevando a la industria a una "situación preocupante". y ha pedido que se inyecten más derechos de CO2 en el mercado para que bajen los precios.

Jainaga se ha referido también al reto que supone para esta industria el impulso que se quiere dar al coche eléctrico, ya que tiene menos acero que los vehículos tradicionales

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados