Pásate al MODO AHORRO

Los problemas de suministro lastran la rentabilidad de ocho de cada diez empresas vascas

Un informe de la patronal alavesa SEA constata que los precios de las materias primas, la energía y el transporte suponen ya el principal problema de la industria

Contenedores en el puerto de Bilbao
Contenedores en el puerto de Bilbao

Las empresas vascas están ante un muro cada vez mayor para poder afrontar la recuperación tras el parón de la pandemia. El precio y la falta de materias primas, así como los elevados costes de la energía y el transporte lastran ya la rentabilidad de la mayor parte de la industria.

Según un  informe de la patronal alavesa SEA, estos costes afectan a la rentabilidad de ocho de cada diez empresas en un momento crucial para recuperar las carteras de pedidos, por lo que patronal pide a las instituciones que tome medidas para paliar la subida de los precios.

El Observatorio de Afectación del Covid-19 que elabora el  SEA desde la aparición de la enfermedad para testar la marcha de las empresas en la pandemia, se constata la imposibilidad de que las empresas sean rentables ante unos precios de los suministros "de una envergadura desconocida hasta la fecha". "El resultado de esta ecuación es que la rentabilidad desaparece", dicen .

El problema, lejos de solucionarse va en aumento, y de hecho el porcentaje de empresas afectadas por la crisis de suministros, el 78%, es 25 puntos que lo registrado el mes anterior.

En esta misma línea, el transporte supone un severo quebradero de cabeza para un 56% de las empresas, con un crecimiento de 39 puntos en relación con los datos anteriores.

Este "lastre determinante", lleva a que solo un 25% de las empresas encuestadas tiene una facturación intertrimestral mayor, y que la mayoría de las empresas empiecen a dar por perdida la posibilidad de que la recuperación a niveles previos a la pandemia pueda llevarse a cabo antes de que pase más de un año, algo que puede repercutir en las previsiones económicas planteadas para el conjunto del PIB vasco, en el que el peso de la Industria es fundamental. De hecho, el 44% no cree que esa recuperación no llegue antes de 2023.

La crisis de los suministros impactó en un principio de forma más significativa en la automoción por la falta de microchips, con paradas de producción en empresas como Mercedes, pero se ha ido extendiendo a todos los sectores ya que materias como el acero, imprescindible para muchas producciones se han encarecido hasta en un 40% en su precio y el  hierro importado de China el incremento del coste ha ascendido un 83%. Los plásticos y el caucho también han sufrido problemas en un mercado de importaciones en el que traer un contenedor de Asia ha multiplicado por diez su precio alcanzando los 10.000 dólares. 

Pese a los efectos negativos del precio de los suministros, baja el porcentaje de las que reconocen que la pandemia les está afectando mucho, el 22%, es decir 3 puntos menos que en el anterior informe, aunque todavía el 66  dice que le está afectando algo en su actividad y un 12 % que nada.

Por otra parte, algo más de la mitad de las empresas alavesas, el 53%, han sufrido una caída de la actividad por falta de pedidos o subcontratación, pero sigue siendo muy alto, el 90 %, las que no están aplicando un ERTE.

 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados