Pásate al MODO AHORRO

El puerto de Bilbao, abocado al arbitraje forzoso

El rechazo de las empresas a un nuevo intento de mediación en el Ministerio de Trabajo obliga a una salida forzada, mientras los sindicatos no descartan ampliar la huelga

Puerto de Bilbao. EP
Puerto de Bilbao. EP

Posiblemente se trataba de la última oportunidad en este conflicto que asola en forma de huelga al puerto de Bilbao desde el 8 de octubre, pero que lleva cociéndose en sus entrañas desde 1986, cuando la raíz del problema se cerró en falso y se ha venido arrastrando en cada negociación de convenio. Ayer por la tarde, las empresas del puerto agrupadas en Bilboestiba, rechazaban la invitación a una mediación realizada por el Ministerio de Trabajo, tas la solicitud de los sindicatos. La ministra Yolanda Díaz, recibió una misiva contundente de Cosco, Toro y Betolaza, Bergé y S.L.P. rechazando esa vía que calificaron no como “una solicitud de diálogo, sino como un último intento de los sindicatos para lograr un acuerdo que no se adapte a la legalidad”.  Por eso contestaron al Ministerio que, ya no hay tiempo e insistieron en que sólo cabe un arbitraje forzoso.

Las empresas explicaron que llevan “al menos 25 reuniones” con los representantes de los trabajadores y en todas ellas los sindicatos han planteado un punto “innegociable” y que “se sale de la ley”: considerar los trabajos complementarios en la dársena, como tareas reguladas en el convenio de la estiba. Fruto de la liberalización de las actividades en los puertos impulsada por la Unión Europea, esta diferenciación debe respetarse y quedó refrendada por pronunciamientos de los tribunales europeos. Este punto es, precisamente, el elemento de bloqueo de las negociaciones, ya que las empresas reclaman la capacidad de organizar estas tareas complementarias de forma autónoma y los representantes de los trabajadores, en cambio, exigen que los 110 trabajadores eventuales que las desempeñan sean incorporados a la plantilla estructural de 320 personas.

El arbitraje forzoso es la única vía que cabe ya para las empresas, en esa línea han encontrado el apoyo de la Autoridad Portuaria de Bilbao, presidida por Ricardo Barkala y del lehendakari Urkullu que solicitó personalmente al presidente Pedro Sánchez que pusiera en marcha esta medida para desatascar la situación. Fue un movimiento que despejó el terreno dejando una única salida en una decisión ya tomada y que, de un modo u otro, también reforzó el Ministerio de Transportes. Así su responsable, José Luis Ábalos, ha tratado de mediar para reconducir la situación, “de acuerdo a la normativa europea” y hablando en público, por primera vez, de la necesidad de agotar las vías, pero sin descartar “un arbitraje forzoso”.

El caso es que esta medida excepcional sólo se puede arbitrar desde el Ministerio de Trabajo y, en este caso, Yolanda Díaz no es nada favorable a avanzar por una línea “que es absolutamente excepcional”. Fuentes del Ministerio señalaron ayer a ´Crónica Vasca´que todavía “no habían recibido la comunicación formal de la patronal y que, en su momento la valorarían para tomar decisiones”.

Los sindicatos valorarán mañana ampliar al huelga

Por su parte, los sindicatos han anunciado que el vienes celebrarán una asamblea para analizar la situación confiados en que, tras la negativa de la patronal a la mediación, el Ministerio de Trabajo adopte alguna medida. En cualquier caso, el viernes es una jornada marcada en el calendario porque la huelga está convocada hasta el día 8 de diciembre y, en el caso de querer continuar, sería necesario realizar el preaviso antes del sábado de esta semana.

Además, los representantes de los sindicatos, niegan que su posición vulnere la ley. Indican que dentro de las sentencias y los decretos hay margen para regular los trabajos complementarios y dar una salida al más de un centenar de trabajadores eventuales.

Mientras, la huelga sigue afectando a las empresas. Además de Acciona, que ha visto como 72 palas eólicas de más de 70 metros de longitud se quedaban sin poder trasladarse, otra eólica que ha tenido problemas ha sido Haizea Wind, así como ACB y empresas del metal que necesitan provisiones para mantener su ritmo de producción. En este tiempo, gran parte del tráfico ha debido derivarse a otros puertos, como Gijón, Santander o Pasajes. El puerto asturiano, en concreto, está registrando un tráfico marítimo de récord estos días.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído