Pásate al MODO AHORRO

Redes de pesca, nueces, plásticos y lana, el futuro de la ropa sostenible

Ternua pone el acento en el reciclaje en plena transformación de la industria hacia modelos más sostenibles

Lana de oveja Latxa
Lana de oveja Latxa

Ternua se sube al tren de la innovación sostenible de la mano de proyectos singulares que apuestan por el reciclaje como el principal proceso de fabricación. La marca vasca de ropa técnica integrada en el grupo homónimo se ha mantenido, junto a sus hermanas, Lorpen, Astore y Loreak Mendian, en niveles estables en 2020 a pesar del confinamiento. 

Ternua Group, uno de los mayores grupos nacionales de moda y equipamiento deportivo, cerraba el año con una cifra de negocio de 25 millones de euros, descenso respecto al ejercicio anterior que no supera el 4% gracias al aumento de la práctica deportiva al aire libre durante la pandemia. Una estabilidad que no solo le proporciona la tendencia deportiva, también su capacidad innovadora y de adaptación a un mercado en constante cambio. 

En concreto, Ternua ha sacado provecho a los residuos generados por la industria vasca, dotándoles de una nueva vida en productos como el pantalón urbano Ride On, una gorra o una mochila para trekking o prendas más técnicas como el mono de competición para la práctica de ski. Todas ellas generadas a partir de redes de pesca abandonadas en el Cantábrico que la marca, en colaboración con Aquafil, ha reconvertido en hilo Econyl. En total, 12 toneladas de redes pesqueras recogidas en el marco del proyecto Redcycle en 2016 siguen, a día de hoy, presentes en las prendas de la compañía.

Iniciativas pioneras

Ternua comenzaba así su periplo por la economía circular en las cofradías vascas para, tres años más tarde, continuar en las sidrerías gipuzcoanas con Nutcycle. Gracias a su cooperación con Archroma, recogería 500 kilogramos de cáscaras de nuez, un residuo sin salida hasta entonces, para su transofrmación en tinte natural.

Ese mismo año, a los tintes biosintéticos derivados de desechos agrícolas se suman los residuos plásticos de Seacycle. En colaboración con AZTI-Tecnalia, el Gobierno vasco, EKO-REC y Seaqual, Ternua aprovecha los residuos que tres barcos pesqueros recogieron a lo largo de la costa vasca que, mezclándolos con plástico del contenedor amarillo, se convertirían en tejido de prendas técnicas sostenibles. 

El último proyecto ha sido Artileshell. Una iniciativa que veía la luz en 2020 con la utilización de un recurso natural de gran importancia a nivel local como es la lana de oveja Latxa. Un material sin salida ahora con un nuevo uso, aislantsmiento térmico ecológico y sostenible con diversas propiedades técnicas.

A día de hoy el 100% de su colección textil ha sido fabricada con materiales reciclados, biodegradables naturales, con algodón orgánico o con materiales certificados, en los que tienen cabida desde alfombras hasta plumas o posos de café y buscan así 'hacer una llamada a la acción a empresas del sector y del entorno' en materia de sostenibilidad.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído