Pásate al MODO AHORRO

Renfe reformula la licitación de 72 trenes para no descabalgar a Talgo y CAF

El operador ferroviario paralizó la adjudicación la pasada primavera para exigir que las locomotoras no emplearan diésel perjudicando la competitividad de los fabricantes vascos

Tren de Renfe. / EP
Tren de Renfe. / EP

Renfe cambia el paso y plantea cambiar de nuevo una de las licitaciones más importantes para la compra de trenes regionales en España. Un concurso que ascendía a 1.300 millones de euros para la adquisición de 72 trenes y que paralizó el pasado mes de abril. Entonces, el operador ferroviario suspendió el proceso al que concurrían ya los constructores vascos CAF y Talgo, junto a otros como el francés Alstom o el suizo Stadler, para que las bases exigieran que las ofertas debían centrarse en trenes que no fueran diésel. Una decisión que aceleró la carrera por el desarrollo del tren de hidrógeno en los fabricantes nacionales, que en este punto se encuentran por detrás del gigante europeo Alstom. El caso es que, según confirman a 'Crónica Vasca' fuentes conocedoras del proceso, el nuevo concurso que se iba a convocar este otoño se ha vuelto a parar tras las peticiones de los constructores vascos que quedarían en peor posición para adjudicarse uno de los contratos más importantes de Renfe en los últimos años. 

Así, Renfe prepara una licitación en la que no será necesario que se planteen locomotoras exclusivamente de hidrógeno, sino que serán suficientes trenes eléctricos o bimodo, es decir, que puedan emplear una batería donde falte catenaria. Incluso la posibilidad de emplear trenes tradicionales, con condiciones. El plantamiento pasaría por sacar una primera licitación, aunque no sea de los 72 trenes, pero sí un pedido que permita a CAF y Talgo competir, evitando que la licitación fuera casi directa a Alstom. Un modo de hacer compatible la defensa de la industria nacional, la libre concurrencia y avanzar en la necesaria renovación de trenes de regionales. El movimiento además, llega después de varias quejas planteadas por Talgo, como por la propia Renfe a instituciones europeas por la cerrazón del mercado francés en el que solo está logrando colarse la guipuzcoana CAF. Y es que, aunque ambos fabricantes avancen a buen ritmo en sus proyectos de tren de hidrógeno, necesitan la tramitación administrativa de la homologación que podría retrasarse. 

Mientras, El presidente de Talgo, Carlos Palacio Oriol, ha confirmado este lunes que comenzarán las primeras pruebas del tren de hidrógeno que impulsa la compañía, el 'Vittal One', el próximo mes de marzo. Serán los primeros pasos antes de salir a la vía, procedimiento que será en primavera en las vías cercanas a los talleres de Las Matas II (Madrid), para ello se tiene que montar el sistema en la locomotora y los 'coches' de un tren 'Talgo Intercity' convencional con el que se realizarán los primeras ensayos en vía. Antes es necesario hacer "pruebas estáticas" en el taller de la fábrica que la compañía tiene en Madrid y que son las que se realizarán este mes de marzo. La homologación definitiva del tren se espera para verano. 

La guipuzcoana CAF, realizará las primeras pruebas en vía el verano de 2022 en Zaragoza en el marco de un proyecto en el que participa con Renfe y con un tren de la serie "Civia". Los primeros viajes para testar la tecnología serán entre la capital aragonesa y la estación de Canfranc. El operador ferroviario nacional participa en este proyecto junto a Toyota, Adif, Infraestructuras de Portugal, el centro aeroespacial de Alemania DLR y el centro nacional del hidrógeno CNH2. Una iniciativa que ha recibido 14 millones de la Unión Europea a través de un proyecto Horizon 2020. Fuentes de la compañía han señalado que la tecnología y las pruebas estarán avanzadas para, una vez adjudicada la licitación, se pueda incorporar la nueva tecnología al proceso de fabricación. 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados