Pásate al MODO AHORRO

Repsol pierde 3.289 millones en 2020 por revisión de inventarios y activos

La petrolera reforzó su apuesta por la descarbonización en su refinería de Petronor a partir de hidrógeno renovable y generación de gas a partir de residuos urbanos

Repsol. EP
Repsol. EP

Repsol perdió 3.289 millones de euros en 2020. El descenso de la cotización de las materias primas de referencia internacional influyó negativamente en la valoración de los inventarios de la compañía que tuvo un efecto negativo de 978 millones de euros, además del ajuste a la baja del valor de activos de exploración y producción, lo que supuso una pérdida 2.911 millones de euros tras la revisión de hipótesis en relacion a los precios a futuro del crudo y del gas.

Ya en 2019 Repsol perdió 3.816 millones de euros, frente a los 2.341 millones que ganó en el ejercicio anterior, tras dotar provisiones por 5.823 millones, de los que 4.849 millones correspondieron a la revisión a la baja del valor contable de activos para adaptarlos a sus objetivos en emisiones.

El resultado neto ajustado, el que mide el desempeño del negocio y que excluye la variación en el valor de las existencias y resultados extraordinarios, arrojó en 2020 un beneficio de 600 millones de euros, un 70,6 % inferior al de 2019, en que ascendió a 2.042 millones de euros, según ha informado este jueves la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valor.

Apuesta por la descarbonización

El área Industrial, que obtuvo un resultado de 297 millones de euros por la menor actividad y la caída de los márgenes de refino, continuó evolucionando para transformar sus instalaciones en hubs multienergéticos capaces de generar productos de baja, nula o incluso negativa huella de carbono y de impulsar nuevos modelos de negocio basados en la digitalización y la tecnología.

A mediados de junio, la compañía presentó dos importantes proyectos de descarbonización que desarrollará en su refinería de Petronor, en Bilbao. El primero de ellos es una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles sintéticos cero emisiones netas a partir de hidrógeno renovable y el segundo, una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos. 

El hidrógeno renovable "es un claro vector de crecimiento para Repsol", que pretende liderar su producción en la Península Ibérica con el equivalente a 400 MW en 2025, y la ambición de superar 1,2 GW en 2030. A finales de enero de 2021, Repsol presentó el proyecto H24All para desarrollar la primera planta de electrolizadores alcalinos de 100 MW de Europa, que se conectará a la refinería de Petronor. Tal y como marca el Plan Estratégico 2021-2025, para abordar este proceso de transformación, la compañía se apoyará en cuatro grandes pilares: la eficiencia energética, la economía circular, el hidrógeno renovable y la captura y uso de CO2. 

“La industria ha demostrado que forma parte de la columna vertebral de la economía española y es uno de sus principales motores. Como tal, su papel en la recuperación de la crisis es fundamental, como también lo es para contribuir a un mundo más descarbonizado, usando todas las tecnologías disponibles”, ha afirmado Josu Jon Imaz, Consejero Delegado de Repsol.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído