Pásate al MODO AHORRO

Las restricciones merman la facturación de la ONCE en Euskadi por encima de la media nacional

La Once creo 68 contratos fijos en Euskadi durante 2020 en plena pandemia

Presentación del Informe de Valor Compartido del Grupo Social ONCE 2020 en Euskadi
Presentación del Informe de Valor Compartido del Grupo Social ONCE 2020 en Euskadi

El Grupo Social ONCE ha logrado mantener la cobertura integral en 2020 a pesar de la la pandemia de la covid-19, si bien la rotura de facturación media ascendía a un 20% y hasta un 32% en Euskadi respecto a 2019 "con cierres perimetrales y restricciones más duras" que en el resto del país. Así lo afirma su delegado territorial en Euskadi, Juan Carlos Andueza, presente en la presentación del Informe de Valor Compartido del Grupo Social ONCE 2020. "Ha sido un año complicado, en 82 años nada nos había echado de las calles hasta la llegada de la pandemia", afirma Andueza, que alude al mantenimiento del empleo durante la pandemia a pesar de las dificultades.

Según han informado, el grupo cerró 2020 con una plantilla de 8.903 trabajadores en Euskadi y firmó 68 contratos indefinidos de los 3.433 firmados durante el pasado ejercicio, 17 agentes vendedores en la ONCE y 51 empleados de Ilunion, en total  45 más con respecto al ejercicio anterior. Con estas nuevas incorporaciones ONCE contaba al cierre del 2020 con 69.973 trabajadores, de los que un 58% sufren algún tipo de discapacidad y un 43% son mujeres, lo que le convierte en el cuarto empleador a nivel estatal.

Asimismo, Euskadi incorporó el pasado ejercicio a 128 nuevos afiliados a la Organización, cifra que asciende 2.139 en el conjunto de comunidades que forman parte de las 71.009 personas ciegas afiliadas.

Inversión de 228 millones

 A pesar de la difícil situación generada por la pandemia de la covid-19, el presidente del Consejo Territorial, Rafael Ledesma, acompañado por la recepcionista del Hotel Ilunion San Mamés, Laura Gallego, y por la agente vendedora de la ONCE en Bilbao, Mª Victoria Ferrando, ha señalado que el Grupo Social ONCE mantuvo su cobertura social en 2020, con una inversión social superior a los 228 millones de euros

En un año marcado por la pandemia, la venta de loterías del grupo descendió un 28% y la facturación de Ilunion disminuyó un 16% en el conjunto de comunidades, siendo el sector hotelero el que menos ha aportado al grupo tras la caída de reservas que, según indican, han empezado a recuperar en el último mes. Carballeda, ha destacado el "empeño para superar la realidad de la covid sin dejar atrás a las personas con más dificultades, muchas de ellas con discapacidad y otras muchas a quienes la pandemia les ha generado esa realidad”.

En el caso concreto de Ilunion, invirtió cerca de un millón de euros en el País Vasco de los 46,6 millones invertidos en 2020 con un horizonte de inversión de 150 millones hasta 2023. Actualmente, la facción cuenta en el territorio con 18 centros, de los cuales 7 son centros especiales de empleo.

Retos en formación y accesibilidad

En ese mismo ejercicio, 145 estudiantes con discapacidad superaron sus cursos en diferentes aulas de Euskadi "como unos alumnos más". En esta línea, la ONCE afrontó el problema del aula virtual que "no siempre es accesible" y consiguieron solventar con la ayuda  de los centro IBT-CRI del Gobierno vasco. Además se entregaron 32 nuevos perros guía, y se aprobaron 19 nuevos proyectos de formación, accesibilidad y empleo.

En total, fundación ONCE aprobó en 2020 un total de 2.010 proyectos de formación, accesibilidad y empleo para personas con discapacidad, hasta un total de 83,9 millones de euros. De este importe, motor de la discapacidad, 62,5 millones de euros se destinaron a proyectos de empleo y formación, mientras que 21,1 millones tuvieron como objetivo la accesibilidad y la innovación.

 

Lo más leído
Destacados