Pásate al MODO AHORRO

El Santander aprovecha el verano para cerrar las 47 oficinas vascas afectadas por el ERE

Hasta ahora han abandonado la entidad 136 trabajadores en Euskadi, aunque el proceso está abierto hasta finales de año

Una sucursal del Banco Santander en imagen de archivo / EP
Una sucursal del Banco Santander en imagen de archivo / EP

El  Banco de Santander ha aprovechado el verano para culminar el cierre de las 47 oficinas del País Vasco afectadas por el ERE de la entidad. 
Tras finalizar este proceso de recortes, el banco se queda en Euskadi con 75 sucursales, es decir con el 61%  de las 122 con las que contaba antes de aplicarse el expediente. 

El Santander sigue así la tendencia general en la banca de reducir las oficinas físicas, ante el auge de la banca por internet,  y como una fórmula para reducir costes.

En el conjunto de España, la entidad que preside Ana Botín ha cerrado ya 1.000 oficinas de las 1.033 que está previsto clausurar dentro del Expediente de Regulación de Empleo pactado con los sindicatos, lo que indica que el proceso está ya muy avanzado.

En lo que se refiere a los trabajadores afectados, el plazo de salida está fijado para el 31 de diciembre, por lo que puede haber trabajadores que pese a estar incluidos en el ERE salgan de la entidad a lo largo de los próximos cuatro meses.

En total, el ERE afectará a un total de 3.572 trabajadores en todo el grupo, de los que de los que el 99,5% lo ha hecho en fase voluntaria. Por el momento, ya han abandonado la entidad en Euskadi 136 personas, de los que 19 corresponden a Álava, 45 a Gipuzkoa y 72 a Bizkaia.

Esta puede no ser la cifra final a 31 de diciembre. De hecho, estaba previsto que salieran en el entorno de 169 empleados de la entidad en Euskadi. 

Recolocaciones en Santander Personal

El banco ha recolocado a parte de los empleados afectados por el ERE en sus oficinas de Santander Personal, centros de atención telefónica y por internet. En concreto un total de 369 trabajadores se recolocarán en estas oficinas, 25 de ellos en el País Vasco. 

El centro de Santander Personal en Bilbao se ubica en el edificio del banco en la plaza Jado. Este edificio de la entidad ya empezó a acoger gestores a finales del año pasado en la medida en que se fueron cerrando algunas de las oficinas durante el confinamiento. 
Se espera que este centro de atención telefónica o por internet en horario de mañana y tarde cuente con una plantilla de un centenar de profesionales.

En los últimos meses el banco ha impulsado estos centros con la plantilla proveniente de los gestores de sus oficinas. En septiembre, eran 400 personas en los centros ubicados en Madrid, Barcelona, Sevilla, A Coruña, Valladolid, Valencia, Canarias, Cantabria y Bilbao, pero el objetivo es llegar a más de 2.000 trabajadores, dentro del impulso que se pretende dar a la banca por internet.

Menos oficinas físicas

La desaparición de las oficinas físicas es una tendencia general en la banca. El BBVA, con un ERE también en marcha, está aprovechando de igual forma el periodo estival para acelerar los cierres. En el mes de julio ya había cerrado la mitad de las sucursales que tiene previsto que desaparezcan en Euskadi y había clausurado 10 oficinas.

Caixabank también cerrará 1.534 oficinas a nivel de toda España dentro del ERE que ha puesto en marcha tras la fusión con Bankia.

La pandemia ha impulsado la banca por internet que las entidades llevan ya años intentando generalizar para la mayoría de las gestiones con sus clientes, con lo que consiguen reducir el personal y abaratar los costes de plantilla.

 

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados