Pásate al MODO AHORRO

El Santander cerrará en los próximos dos meses las tres primeras de sus oficinas en Euskadi

En total, el banco cerrará 221 establecimientos, 44 de ellos en el País Vasco, que dejarán sin empleo a 3.572 personas en toda España.

Oficina Banco Santander
Oficina Banco Santander

El Banco Santander cerrará 221 oficinas, 3 de ellas en Euskadi, en sólo dos meses, febrero y marzo, según los planes de la entidad, que pretende clausurar 1.033 sucursales en España y dejar la red en unos 2.000 establecimientos antes de agosto. A finales del pasado año el grupo alcanzó un acuerdo con los sindicatos para reducir su plantilla en 3.572 empleos, acompañado del cierre de más de mil sucursales, un ajuste que se iniciará el próximo mes.

En Euskadi se cerrarán 44, el 36% de las 122 que actualmente tiene la entidad. Sobre la plantilla vasca, formada por 750 personas, todavía no se han concretado cifras definitivas. Por territorios, es Gipuzkoa donde la afección es mayor, ya que se plantea el cierre de casi la mitad de las oficinas. Así, la propuesta establece cerrar 20 de las 46 instalaciones que hay actualmente en ese territorio. En Bizkaia, el documento señala 18 oficinas (31%) de las 59 que actualmente están operativas. Y, por último, en Álava, el cierre ascendería a 6 de las 17 sucursales con las que actualmente cuenta el territorio.

El pasado mes de diciembre, los sindicatos llegaron a un acuerdo con el Banco Santander para reducir los despidos a 3.572 personas en toda su red de oficinas de España. Una cifra que se aleja de los 5.000 planteados en el inicio de las negociaciones. La reducción se ha canalizado a través de la recolocación del personal del banco en uno de los centros de ´Santander Personal´, como el que la entidad ha creado en Bilbao, o en otro de los 18 centros de empresas afiliadas a la entidad desde los que se prestan servicios administrativos.

De esos 1.500 trabajadores recolocados, 400 serán en los centros de ´Santander Personal´, y otros 1.100 en empresas filiales. La representación sindical quiere dejar esta salida a la plantilla más joven, mientras que las bajas incentivadas sean para los empleados desde los 50 años.

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído