Pásate al MODO AHORRO

Sidenor prevé una caída del 30% en 2020 pero destaca un cambio de tendencia en el sector

La empresa ha culminado la renovación tecnológica de su planta de Basauri y completa así una inversión de 131 millones de euros

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, el presidente de Sidenor,  José Antonio Jainaga y la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, en la inauguración de las nuevas intalaciones en Basauri
El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, el presidente de Sidenor, José Antonio Jainaga y la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, en la inauguración de las nuevas intalaciones en Basauri

El presidente de Sidenor, José Antonio Jainaga, prevé una caída de la facturación del 30% en 2020 por efecto de la pandemia pero para este 2021 su visión es "positiva a corto plazo", ya que será "un año de recuperación y claramente mejor". En ese sentido, ha indicado que, tras retomar la actividad a finales de diciembre, los pedidos recibidos para el primer trimestre del año alcanzan entre el 85 y el 90% de la capacidad productiva de la compañía.

Sidenor culmina así las inversiones en su fábrica de Basauri, donde ha llevado a cabo la renovación tecnológica de sus instalaciones en una segunda fase  dotada de 90 millones de euros. En total, la compañía ha destinado 131 millones de euros desde 2017 al desarrollo de la digitalización y la fabricación inteligente, así como a la reducción del consumo de energía y las emisiones CO2, orientaciones con las que espera contar con parte de los Fondos Europeos

Jainaga ha dado a conocer las cifras en un acto de visita a la nueva infraestructura de la planta de Basauri que ha contado con la presencia del consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia y el presidente de Sidenor, que han recorrido las nuevas instalaciones y conocido de primera mano los detalles de la inversión.

Concretamente, la compañía ha llevado a cabo la renovación del tren de laminación de Basauri, que ve su capacidad aumentada hasta las 500.000 toneladas al año, así como la construcción de un nuevo parque de almacén de semi producto, una nueva línea de enderezado, control y empaquetado de barras, dos nuevos hornos de tratamientos térmicos, y la ampliación del laboratorio metalúrgico.

Enganchada al tren de la automoción, sector que se mantiene en niveles favorables en su entorno, Sidenor apuesta por la renovación tecnológica con una inversión  que "les permitirá dar un paso fundamental incorporando equipos del máximo nivel tecnológico disponible, respondiendo así a las más altas exigencias de calidad del mercado y situar a la empresa en la vanguardia de la fabricación de acero especial", ha dicho Jainaga.

En este sentido el presidente de la compañía ha anunciado que Sidenor solicitará al Ministerio de Industria "la inclusión de este proyecto entre las grandes iniciativas a las que irán destinados una parte sustancial de los Fondos Europeos".


Tendencia del sector

Jainaga ha afirmado que la empresa ha comenzado 2021 en "una buena situación" porque los fabricantes se han centrado en fabricar coches que eliminen las emisiones de CO2 y, aunque empieza a haber señales "no tan positivas", en el corto plazo se ve un primer trimestre en positivo "con una gran incertidumbre en función de la evolución de la crisis sanitaria".

En su intervención, ha recordado que la compañía no completó los seis meses en ERTE previstos porque, a mediados de diciembre, se dieron cuenta de que "el mercado estaba tirando y no se podía perder la oportunidad de fabricar". Además, absentismo se disparó "brutalmente por razones diversas" y alcanzaron en octubre y noviembre absentismos en fábrica entre el 13,5 y el 14%, según ha explicado, lo que "obligó a llamar a la gente que estaba en casa, porque ese 14% de gente que no acudía al trabajo" les dejaba "en cuadro absolutamente".

Por su parte, la consejera Arantxa Tapia ha felicitado a la empresa por el esfuerzo inversor realizado en una época especialmente difícil, y ha hecho un llamamiento animando a dar ese impulso por la innovación. "Una apuesta en la que el Gobierno vasco va a ser un aliado, -ha dicho-, porque destinaremos cerca de 70 programas de ayudas a la empresa vasca, por un importe superior a 432 millones, que activaremos una vez aprobemos los presupuestos de 2021".

La consejera de Desarrollo Económico también se ha referido en el acto a las electrointensivas, ya que la industria vasca se caracteriza, en gran parte, por ser intensiva en su consumo eléctrico.

En este punto ha afirmado que el decreto del Gobierno español sobre los consumidores electrointensivos "no responde a las necesidades de las empresas vascas" y ha pedido al Estado español "que se adapte a lo que se hace en otros países europeos en este terreno y haga que las empresas sean competitivas", no solo por todo lo que ya hacen sino para que las ayudas que vienen de los estados miembros en este terreno también puedan ser aplicadas en España.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados