Pásate al MODO AHORRO

Siemens Gamesa busca oxígeno con la venta de su negocio de renovables

La compañía vasco germana busca obtener 300 millones de euros dejando la promoción y explotación de parques eólicos para centrarse en la fabricación de cara a un 2022 que se espera complicado

El exconsejero delegado de Siemens Gamesa, Andreas Nauen, con el lehendakari Urkullu./ Irekia
El exconsejero delegado de Siemens Gamesa, Andreas Nauen, con el lehendakari Urkullu./ Irekia

No soplan vientos del todo favorables para el sector eólico que sigue acusando un importante incremento de los costes de fabricación que dificulta la vuelta a la rentabilidad. Es el caso de Siemens Gamesa, la compañía se encuentra ante la complicada tesitura de sufrir el encarecimiento de los suministros hasta tal punto de que, según muchos contratos, en vez de ganar dinero en la venta de cada aerogenerador, se aumentan las pérdidas. Por eso, la compañía dirigida por Andreas Nauen, está valorando diferentes activos para obtener liquidez con la que contrastar las pérdidas que en el último ejercicio fiscal alanzaron los 627 millones de euros. Una de las opciones, según confirman fuentes conocedores del proceso a 'Crónica Vasca' es la venta del negocio de renovables para centrar los esfuerzos de la compañía exclusivamente en la fabricación. 

Según señalan agentes que participan en el proceso, la venta de estos activos podría reportar a Siemens Gamesa unos 300 millones de euros. Es el valor que se está analizando de la cartera de terrenos y derechos de desarrollo de parques eólicos con los que cuenta. La promoción actualmente es una línea de negocio que da trabajo a unas 50 personas y se centra en la búsqueda de suelos con capacidad para albergar molinos para comprarlos, obtener las licencias, y vender 'llave en mano' la instalación o explotarla directamente. La venta de esta división haría que Siemens Gamesa se convirtiera exclusivamente en un fabricante. 

En el 'Capital Market Day', un encuentro con inversores, del pasado año el CEO de la compañía Andreas Nauen informó de que iban a comenzar el análisis de activos para calcular su valor y estudiar la oportunidad de venderlos para obtener liquidez. El 2020 fue un año especialmente complicado para Siemens Gamesa con pérdidas de más de 900 millones de euros, ya que la pandemia evitó el desarrollo de una importante cartera de pedidos engordada por el impulso a las energía renovables en Europa.  La esperanza era aprovechar este 2021 y volver a la senda de los beneficios, pero el incremento del coste de suministros ha impactado de lleno en el resultado operativo de la empresa con unas pérdidas, que aún siendo un 32% menos que el año anterior, se han ido hasta los 627 millones. 

La recepción de encargos de fabricación de aerogeneradores ha sido un 17,3% menos en 2022, 2.500 millones menos. Y el sector que más está acusando ese parón es el de la eólica 'onshore' (en tierra), que es precisamente a la que se dedican todas las fábricas vascas y las ubicadas en España. Apoyada en las perspectivas de la eólica marina y en una cartera de pedidos de más de 32.000 millones de euros, la compañía sí mira con optimismo al futuro, teniendo en cuenta el gran crecimiento que se espera de parques eólicos en el mar.

El consejero delegado de Siemens Gamesa, Andreas Nauen, confirmó en la edición de este año del 'Capital Market Day' que la compañía quiere subir los precios de las turbinas que emplea en los parques eólicos​ que se instalan en tierra (onshore).  El máximo dirigente de la empresa vasco-germana destacaba que hasta ahora estaban vendiendo estos productos a precios fijos, pero ahora quieren revisar esta medida. De hecho, han comenzado ya a introducir coberturas e indexaciones al precio de los suministros en sus contratos de venta. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados