Pásate al MODO AHORRO

Siemens Gamesa encarga a sus plantas de Euskadi 86 piezas para su nuevo aerogenerador gigante

Las multiplicadoras del molino de más de 150 metros de diámetro generarán 500 MW, equivalente al consumo de 400.000 hogares

Generador con plataforma 5.X Siemens Gamesa
Generador con plataforma 5.X Siemens Gamesa

Las plantas que Siemens Gamesa tiene en Asteasu y en Mungia elaborarán las 86 multiplicadoras de los primeros generadores gigantes, 5.X, que la compañía alemana instalará en cuatro parques eólicos de Suecia. Se trata de una carga en la cartera de pedidos que además de la cantidad, según explican fuentes de la empresa, supone un valor cualitativo porque residencia en las plantas vascas un peso importante para el nuevo generador sobre el que Siemens Gamesa está asentando su crecimiento futuro y sobre el que se fundamentan sus últimos grandes contratos logrados en Suecia, Polonia y Brasil. Y es que estas piezas clave en el funcionamiento del generador sólo se fabrican en las plantas vascas y en las de Burgos y Soria, además de en China, pero en ninguna otra de las factorías que posee Siemens Gamesa.

El aerogenerador de la plataforma Siemens Gamesa 5.X, cuenta con un rotor que puede portar hélices con un diámetro de entre 150 y 170 metros, el mayor del mercado, y operar hasta 6,2 MW de potencia. Es en este engranaje donde se ubica la multiplicadora, que tiene como misión aumentar la velocidad de rotación del rotor para adaptarla a los valores requeridos por generadores convencionales. A medida aumentado el tamaño de los aerogeneradores, se hace más complicada la tarea de esta pieza, dado que debe aumentar la relación, ya que la velocidad de las palas es menor cuanto mayor es su longitud.

Potencia generada de 500 MW

Estas 86 piezas que ya están encargadas a las plantas de Mungia y Asteasu, aportarán una pontencia generada de 500 MW, equivalente al consumo energético de 400.000 hogares. Con este pedido, los centros de producción vascos que acogen a 203 trabajadores en Asteasu y 50 en Mungia, se colocan en la vanguardia de la compañía alemana que está apoyando su crecimiento sobre el nuevo aerogenerador gigante. Así, desde su lanzamiento hace 18 meses, ha generado contrataciones para más de 1 GW de potencia, 900 MW en Suecia y Polonia, por 465 en Brasil. Las plantas del País Vasco seguirán elaborando también las piezas para los generadores más pequeños, los de plataforma 4.X y 3.X. Pero crecen en su valor estratégico porque son, en España, las que más piezas del nuevo generador van a fabricar.

Pérdidas de 918 millones de euros y más de 400 despidos

La crisis de la covid-19 ha dejado el ejercicio fiscal de 2020 con unas pérdidas de 918 millones. Y es que no sólo ha sido el parón del coronavirus el que ha castigado las cuentas de la alemana, sino que han confluido otras causas como la caída del mercado indio o los problemas en el generador de plataforma 4.X. Aún, así, Siemens Gamesa espera volver a los números negros en 2021, aunque eso ha requerido ajustes en España con motivo de la apuesta por la turbina de gran tamaño.

Esta misma semana, Siemens Gamesa anunció el cierre de sus plantas en Somozas (Galicia), con 215 empleados, y la de Cuenca con 51 trabajadores. Además, este verano, la compañía nacida en Euskadi y adquirida por Siemens cerró también la planta Navarra de Aoiz, con más 200 trabajadores.

Precisamente, tal y como han explicado fuentes de la empresa, la causa de los cierres reside en que se trata de centros, como el de Somozas, que están dedicados a la construcción de las herramientas y las palas de los generadores más pequeños, los de la plataforma 2.X y que no cuentan con demanda. En concreto, no hay ningún pedido de esta tecnología.

La planta de Cuenca, cuya actividad se centra exclusivamente en la reparación de palas, no es sostenible en un mercado que cada vez más se recurre a la sustitución de palas en lugar de la reparación. Además, la planta de Cuenca no es viable a largo plazo porque no podría reparar turbinas más grandes.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído