Pásate al MODO AHORRO

Siemens Gamesa renueva su financiación con 2.500 millones y comienza el año con más pedidos

La compañía vasco germana arranca el año con 1,5 GW de contratos en eólica terrestre y un contrato de mantenimiento en España y Portugal de 2 GW en 69 parques eólicos

Andreas Nauen, CEO de Siemens Gamesa./ Siemens Gamesa
Andreas Nauen, CEO de Siemens Gamesa./ Siemens Gamesa

La compañía vasco germana, Siemens Gamesa, afronta este 2022 con buenas noticias, tras cerrar su año fiscal el pasado mes de noviembre con unas pérdidas de más de 600 millones de euros impactada por el fuerte incremento del precio de los suministros. La empresa dirigida por Andreas Nauen, ha logrado extender su financiación 'revolving' por un importe de de 2.500 millones de euros. Se trata de una cantidad a la que podrá ir recurriendo en una línea de crédito que se extiende hasta diciembre de 2026. La medida llega acompañando a un fin de año en el que la cartera de pedidos de eólica terrestre está dando síntomas de recuperación. Este sector de los aerogeneradores es el más importante para las plantas vascas y del resto de España de la compañía, que se centran en los aerogeneradores 'onshore' -terrestre-. Así, entre noviembre y diciembre, Siemens Gamesa ha logrado contratos para instalar estos molinos con una potencia de 1,5 GW gracias a importantes proyectos en India, Suecia e India, además del contrato de mantenimiento de 69 parques eólicos de Iberdrola en España y Portugal

De momento, esa fuerte cartera de pedidos ha permitido a la empresa lograr una financiación a la espera de un 2022 que promete ser mejor, empujado por el boom de las renovables y gracias a mecanismos introducido para indexar en las ventas el encarecimiento de los suministros. Tal y como señala el analista de Renta4, Ángel Pérez Llamazares, el acuerdo las entidades financieras "reafirma la confianza de los acreedores en la compañía gracias a su sólido balance". Y es que el fuerte incremento de los precios había impactado en Siemens Gamesa que, el pasado año se vio obligada, como otras empresas del sector, a reformular a la baja sus previsiones económicas. 

Las plantas vascas de las compañía juegan un papel fundamental en la eólica terrestre, desarrollando elementos de gran valor añadido, como las multiplicadoras, para los aerogeneradores más grandes. Los pedidos para este tipo de nacelles, tras sufrir un retroceso en el pasado ejercicio, arrancan este año con fuerza. Solamente entre noviembre y diciembre acumulan pedidos de 1,5GW gracias a proyectos como los 455 MW para parques en Finlandia, otros 10 MW en Canadá. Unos pedidos al que se han añadido los 42 generadores para alcanzar un potencia de de 260 MW en Suecia o los 84 molinos para India, aunque estos se construirán en las plantas asiáticas de la compañía.

Archivado en:

Destacados